Wii U aún no ha mostrado su potencial

Parece ser que lo que vimos de Wii U en el pasado E3 es solo un aperitivo de lo que la nueva consola de Nintendo podrá llegar a ofrecer cuando se exprima a fondo su hardware.

Tras la presentación oficial de Wii U en el pasado E3 2012, los mandamases de Nintendo tuvieron un encuentro con los analistas para ampliar la información sobre su nueva consola y, lo más interesante, responder a una ronda de preguntas.

Este encuentro, que ha sido íntegramente publicado en la web de Nintendo Japón, dejó algunos detalles muy jugosos sobre el futuro de la compañía nipona, así como de uno de los temas más controvertidos y que más debate está generando en el sector: la potencia gráfica de Wii U.

Aunque en ningún momento quiso entrar en detalles técnicos o desvelar alguno de los componentes que integrarán el hardware de Wii U, Satoru Iwata, presidente de Nintendo, sí habló del poder gráfico de su nueva consola y justificó por qué los juegos vistos en el E3 tienen un aspecto similar a los de PS3 y Xbox 360: "las consolas actuales cuentan con motores gráficos que han sido optimizados para ellas durante 6 o 7 años, Wii U es una nueva plataforma con una arquitectura muy distinta y los equipos de desarrollo acaban de empezar a trabajar, por lo que solo se encuentran a medio camino de aprovechar todo su potencial. Por este motivo, el aspecto de los juegos que habéis visto, como Assassin´s Creed III, no será muy distinto respecto al de las consolas de otras compañías".

En respuesta a si la potencia gráfica de Wii U podrá competir con la de las consolas de nueva generación, Iwata dejó claro que esa no es la pretensión ni el enfoque que buscan con su nueva plataforma, ya que -de haber entrado en esa lucha- los costes de producción se hubieran disparado alarmantemente: "Hemos diseñado un nuevo hardware que usa diferente tecnología y una nueva GPU. Pero tenemos que dedicar un coste significativo al nuevo GamePad, por lo que si hubiéramos aplicado el mismo nivel de incremento en la potencia de nuestra consola que otras compañías, Wii U hubiera sido extremadamente cara, y eso no sería asequible para el usuario. En otras palabras, nosotros creemos que la forma que tienen otros fabricantes de consolas de centrar su presupuesto en el hardware no casa con nuestra filosofía de ajustar el hardware al presupuesto. Queremos que Wii U tenga un precio razonable en comparación con el valor que ofrece".

En fin, parece que aún tendremos que esperar un tiempo para ver el verdadero potencial técnico de la nueva consola de Nintendo.



Lecturas recomendadas