Wii U y los juegos 'next-gen'

Uno de los temas que más suspicacias levanta en torno a Wii U es si su hardware estará a la altura durante la próxima generación, o si -tal y como sucedió con Wii- no será capaz de mantener el mismo nivel gráfico que sus competidoras. Satoru Iwata, presidente de Nintendo, nos da algunas pistas.

Hace pocos días tuvo lugar la septuagésima segunda reunión de inversores y accionistas de Nintendo Japón, en la que Satoru Iwata, presidente de la compañía, y el reciente Príncipe de Asturias, Shigeru Miyamoto, respondieron a varias e interesantes cuestiones de sus socios.

Una de las preguntas más interesantes a las que se tuvo que enfrentar Iwata estaba directamente relacionada con la potencia de Wii U; concretamente le preguntaron si la nueva consola de Nintendo será capaz de recibir juegos multiplataforma durante toda su vida útil o si, tal y como ha pasado con Wii, se quedará atrás en poco tiempo y su catálogo dependerá casi exclusivamente de los juegos desarrollados de manera específica para ella.

El presidente de Nintendo contestó: "No hemos sido capaces de mantener el impulso de Wii durante los dos últimos años debido a que se han reducido el número de lanzamientos, en parte por la preparación para el lanzamiento de 3DS y Wii U".

"No podemos prometer que Wii U no sea excluida de los juegos multiplataforma en algún momento futuro, pero sí que podemos asegurar que nuestra nueva consola no tendrá una diferencia tan grande con sus competidoras como la que sufrió Wii. Otras compañias podrán lanzar consolas de nueva generación más potentes, pero la diferencia no será tan drástica".

"Naturalmente, algunos consumidores son muy sensibles a pequeños cambios gráficos, por lo que vamos a poner todo nuestro esfuerzo en aprovechar el potencial de Wii U al máximo para conseguir que no se quede atrás en poco tiempo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estamos ofreciendo un conjunto compuesto por una consola de sobremesa y por un dispositivo portátil: si no hubiéramos tenido cuidado en su desarrollo el precio sería prohibitivo para los consumidores".

Iwata termina su alegato resaltando las virtudes que brinda un sistema totalmente independiente de la TV, así como de las enormes posibilidades del juego asimétrico y de las distintas opciones de conexión social que ofrecerá Wii U.

Lecturas recomendadas