Wolfenstein: The Old Blood, siete razones para jugarlo según su productor

Una nueva entrega de esta legendaria saga está muy cerca, Wolfenstein: The Old Blood, os traemos siete razones para jugarlo según su productor.

Wolfenstein: The Old Blood será la precuela de Wolfenstein: The New Order, y el productor del juego, John Jennings, ha querido ofrecer siete razones para jugarlo a través de una entrevista que hemos conocido en Dualshockers. La primera razón es que en Wolfenstein: The Old Blood se llenarán algunas lagunas argumentales que quedaron en The New Order, como por ejemplo, cómo los nazis adquirieron la tecnología que les hizo ganar la segunda guerra mundial.

Además asegura que Wolfenstein: The Old Blood no reciclará nada de la anterior entrega, como por ejemplo el supersoldaten, que ahora podrá ser eliminado de otras formas alternativas, ya que se encuentran vinculados a una fuente de energía. Otra de las novedades es la tubería, un accesorio que nos brindará grandes dosis de sigilo. Gracias a ella podremos escalar paredes, ejecutar a enemigos o tirarnos a través de tirolinas, entre otros muchos usos. 

Otra de las razones es la posibildad de volver a visitar el mítico Castle Wolfestein, que pudimos visitar por última vez en 2001, en el clásico Return to Castle Wolfenstein. No sólo su interior nos será familiar, sino que regresan algunos personajes como Agent One y Kessler. Los zombis nazis también reaparecerán, esta vez con un nuevo ataque a distancia.

Para John Jennings la clave es que "no hay ningún requisito de haber jugado anteriormente Wolfestein: The New Order, ya que se trata de una auténtica precuela. The Old Blood contiene algunos guiños a su predecesor, pero termina un par de horas antes de que comience Wolfestein: The New Order" Sin duda son razones de peso para pensar que este Wolfenstein: The Old Blood tiene muchas cosas nuevas que ofrecer, y sobre todo para que nadie piense que este es otro corta pega de un Castle Wolfestein. Visto lo que cuenta su productor, estamos ante un punto de vista totalmente distinto de la última entrega. Wolfenstein: The Old Blood llegará el próximo 5 de mayo a la nueva generación de consolas, PS4 y Xbox One, así como a PC.

 

Uno de los principales ajustes para La Sangre Vieja es el castillo de Wolfenstein, visto por última vez en el 2001 clásico Return to Castle Wolfenstein. No sólo los pasillos sentir familiar, y algunos personajes regresar como Agente Uno y Kessler. Zombis nazis reaparecerán, esta vez con los ataques a distancia y de guión para mantener al jugador en sus dedos de los pies.
Gracias al período de tiempo que se cambió de El Nuevo Orden, MachineGames ha sido capaz de hacer el juego más entretenido, que es "todo sobre el corazón, golpes, El emocionante, emoción bala de chorro."
No hay ningún requisito de haber jugado Wolfenstein: El Nuevo Orden anteriormente, ya que el juego es una verdadera precuela. La vieja sangre contiene algunos guiños a su predecesor, pero la sangre vieja termina un par de horas antes de que comience el nuevo orden, y se puede jugar las dos secciones de la vieja sangre en cualquier orden.
Por último, los desarrolladores registran algunos de captura de movimiento de sí mismos para una mitad del camino escena a través de la sangre vieja, que muestra alemanes borrachos cantando.

Lecturas recomendadas