Xbox One se actualizará para ser mejor sin Kinect

Ante los nuevos packs de Xbox One que se venderán sin Kinect a partir del 9 de junio a 100 euros menos, Microsoft prepara una actualización para la consola que permita una mejor navegación por los menús de la misma a los usuarios que no dispongan del periférico.

Dejando de lado el hecho de que vender Xbox One con Kinect de serie por 100 euros más que la competencia directa sea o no buena idea, lo que está claro es que la sucesora de Xbox 360 había sido diseñada para trabajar de serie con el periférico. Aunque su presencia no es indispensable para hacer prácticamente nada en el sistema, los pequeños detalles y la insistencia de la compañía en centrar su estrategia comercial durante años en él así lo demuestran.

Pues bien, a partir del 9 de junio ya sabéis que podremos conseguir packs de Xbox One sin Kinect por 400 euros, lo que obviamente no nos permitirá disfrutar de las bondades del periférico, como el reconocimiento de voz. Por eso, la consola de Microsoft recibirá una actualización que afectará más que nada a la interfaz, intentando 'volcar' los atajos y posibilidades que ofrecía el uso de Kinect a un mando convencional.

Así lo ha hecho saber Yusuf Mehdi, el principal responsable de márketing en el universo Xbox, en una entrevista realizada a Engadget en la que confirmaba que Microsoft trabajaría en los próximos meses para facilitar al máximo la experiencia de navegar por los menús de Xbox One, se tenga o no Kinect. También ha vuelto a hacer hincapié en el hecho de que la rebaja no tiene como único objetivo aumentar las ventas, sino llegar al mayor número de personas cuanto antes mejor, que vendría a ser lo mismo dicho de otra manera.

Y vosotros, ¿creéis necesario que Microsoft adapte la interfaz de Xbox One para los usuarios que no disponen de Kinect? Veremos en qué consisten estas mejoras, que posiblemente se dejen querer durante la conferencia de Microsoft del E3 2014 que se filtró ayer si resulta no ser un fake.

Lecturas recomendadas