Xbox One aguanta 10 años encendida

Fuentes cercanas a los creadores de la nueva consola de Microsoft anuncian que su retoño está concebido para tener una vida útil de 10 años, y que su diseño es tan fiable que puede permanecer sin apagarse durante todo ese tiempo. Un lavado de imagen para disipar las dudas de muchos escépticos. 

Xbox One viene con la intención de enmendar los errores de su predecesora. Concretamente, quieren asegurarse de que no se repita el problema de las "luces rojas" que inutilizó miles de máquinas en los inicios de Xbox 360. Se ha priorizado la fiabilidad del hardware sobre todo lo demás. Es por eso que afirman que su nuevo aparato puede estar en marcha hasta 10 años sin parar.

El enorme tamaño de la consola responde también a la necesidad de que sea totalmente silenciosa. Una gran carcasa le permite ubicar un buen ventilador que evite el calentamiento y a su vez garantice que la mayoría del tiempo funcione en absoluto silencio. Sólo cuando el procesador esté trabajando duro podremos oir el sonido de sus entrañas. Todo un reto para una consola que pretende ser la reina del salón.

Aquellos que han probado los prototipos de Xbox One afirman que incluso pasando la mano por encima apenas se puede notar el calor y la vibración del ventilador. De hecho, al carecer algunas de estas máquinas de luz de ON/OFF, no pueden diferenciar si está encendida o apagada debido a la ausencia de ruidos. A finales de año, cuando se ponga a la venta la consola, podremos comprobar por nosotros mismos si todas estas promesas son ciertas.

Lecturas recomendadas