Xbox One y las bondades de la nube

Una de las grandes ventajas de la conexión a Internet en Xbox One será su capacidad de procesado en la nube.

Está claro que no a todo el mundo le gusta la idea de tener que contar con una conexión a Internet 'por narices' para poder jugar, sea en la plataforma que sea. Cuando los primeros rumores apuntaron a que la nueva sobremesa de Microsoft nos obligaría a permanecer conectados a la Red en todo momento la lluvia de quejas inundó foros y comunidades, y aunque finalmente esta función no será tal, sí que será un requisito importante tener Online nuestra Xbox One. Pero un momento, antes de pensar en todo lo negativo, ¿por qué no miramos su lado positivo?

Microsoft dejó claro durante la presentación de XO que la 'nube' jugaría un papel importante en su nueva consola y ahora han descubierto una de las funciones que se llevarán a cabo a través de Internet.

Gracias a sus cientos de miles de servidores repartidos por todo el mundo y destinados exclusivamente a Xbox LIVE, Microsoft podrá aprovechar toda la potencia de la 'nube' para realizar diferentes procesos que disminuirán la carga en el hardware de Xbox One. Estos procesos estarán destinados, por ejemplo, a cálculos de iluminación o físicas, con lo que se conseguirá una mayor fluidez en nuestros juegos. Dependerá de los propios desarrolladores el emplear esta herramienta, así que no se tratará de algo vital para jugar, sino más bien un 'extra' para que los juegos vayan de vicio.

¿Qué os parece esta función para la conexión a Internet de Xbox One? ¿Os gusta que se pueda aprovechar de esta forma la Red?

Lecturas recomendadas