Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

10 historias de amor en los videojuegos (PEGI +18)

imagen por defecto contenido opinión


El viernes pasado salí de una reunión de más de 3 horas, con la cabeza embotada de ideas, de datos, de nuevos conceptos… Y con unas ganas de ir al baño que no veas. En las sienes me palpitaba un principio de jaqueca, de esos que te ponen la nuca rígida. Cuando llegué a mi sitio me encontré un enorme ramo de rosas rojas. De las grandes, de tallo largo y pétalos olorosos. Se me pasó el dolor de cabeza. Mi media naranja es mucho más romántica que yo…

Entonces pensé que tenía que subir un post para el día de San Valentín. Y es que, aunque no lo parezca, en los videojuegos  también hay hueco para el amor y algunas historias que hemos vivido en primera persona merecen la pena recordarse. Y no penséis que son romances empalagosos y muy rositas, qué va, hay de todo, desde triángulos amorosos a traiciones, muertes, desapariciones, relaciones imposibles, de amor odio… Ahí van:

El primer triángulo amoroso de la historia de los videojuegos (Donkey Kong).

Lo protagonizaron la Princesa, Donkey Kong y Mario. Los dos amaban a la princesa y el fontanero se empeñaba en rescatarla de la garras del gorila enamorado… Y está claro que la Princesa debe tener algún tipo de atractivo animal, porque aunque el pobre Donkey se reformó, una tortuga con mucho pincho tomó su relevo. Eso sí, su paladín siempre fue Mario. Y teniendo en cuenta los años pasados luchando por ella, su amor es el más fiel y consolidado de la historia…

Y hablando de triángulos amorosos, el de Ntahn Drake, Elena Fisher y Cloe en Uncharted no está mal... Aunque está clarísimo que son Nate y Elena los que llevan el romance hasta la boda, la separación y la reconciliación... O eso quiero pensar.

Amor más allá de la muerte (Dante’s Inferno)

También hemos tenido héroes que por amor han sido capaces de enfrentarse a los peores peligros y con sus amadas ya muertas… Pero como el amor no entiende de barreras, Dante (el de Dante’s Inferno, no el de Devil May Cry), se recorre como un campeón los círculos del infierno derrotando a los pecados capitales, para rescatar a su amada Beatriz… Digo yo que ante semejante sacrificio el premio debería ser de los gordos (aunque como Dante se ha cargado antes a la Lujuria…)

Aquí podéis ver el final… Pero sólo si queréis. Estáis avisados.

Siempre al rescate (The Legend of Zelda).

Aunque similar devoción es la que el pobre Link siente por la princesa Zelda… 25 años lleva ya rescatándola de todo tipo de malvados… Eso sí, como corresponde a Nintendo, es un amor muy casto y puro, casi disfrazado de amistad. No son más que unos niños. Aunque ha habido momentos un poquito más subidos de tono y alguna que otra frase que parece insinuar algo más que amistad (vaya, parezco Sálvame). En Majora’s Mask, Zelda toca una canción, y le dice a Link algo así como “no te olvides de los momentos que tuvimos juntos…” En A Link to the Past se llegan besar, aunque en Ocarina of Time al final se quedan con las ganas. Eso sí, hay quien dice que estos dos son hermanos, así que lo mismo su amor es como el de Luke y la princesa Leia y al final Ganon tiene algo que hacer...

La escena de amor más recordada (Final Fantasy VIII)

Pero si lo que buscamos es amor puro y duro, la saga Final Fantasy es la que más romántica se pone, aunque la tragedia parece alcanzar siempre (o casi siempre) a los enamorados. Aquí supongo que cada uno de vosotros tendréis un pareja preferida, pero no me negaréis que la escena del baile entre Rinoa y Squall (FFVIII) está en la memoria de todos…

Aunque Tidus y Yuna y la escenita en Macalania tampoco están nada mal…

Tragedia de amor… (Final Fantasy VII)

Y relación amorosa extraña y, sobre todo, marcada por la tragedia es la de Cloud y Aeris, enturbiada por la presencia de Tifa… ¿Quién ama a quién? Es otro curioso triángulo amoroso en el que hay algo más que amor: deber, honor, amistad… A lo mejor no hay amor y sólo un exagerado sentido de culpa de Cloud que no consigue proteger a ninguna de sus mujeres. Y no, no quiero decir más, por si alguno no se lo ha jugado y quiere aprovechar que Final Fantasy VII está en el Store…

Terror, sombras y amor. (Silent Hill)

Aunque parezca mentira, el amor en Silent Hill siempre ha sido importante, aunque el de un padre por su hija no nos valga, el de un viudo por su esposa muerta encaja… James Sunderland viaja a Silent Hill tras recibir una carta de su esposa muerta, Mary, que le cita en el pueblo maldito. Y allí conoce a María, una mujer que se parece mucho a su Mary y a la que verá morir (o no) en varias ocasiones. El juego tiene varios finales, que tampoco quiero destriparos, pero nuestra relación con María y nuestra manera de recordar a lo largo del juego a la difunta Mary influirán en ellos… No, del final UFO hablamos otro día.

Amor bajo la lluvia (Heavy Rain).

Un thriller como Heavy Rain también tiene hueco para una historia de amor. Ethan Mars es un hombre feliz que ve cómo su vida se desmorona cuando uno de sus hijos es asesinado y el otro secuestrado. Su mujer le abandona y él se embarca en la búsqueda del Asesino del Origami junto a otros personajes. Uno de ellos es Madison Paige, una periodista tras la pista del mismo asesino, que, según juguemos, puede convertirse en algo más que una aliada para James. De los muchos finales posibles del juego, uno de ellos reúne a los dos personajes, que empiezan una vida feliz juntos.

Mujer contra mujer (Fear Effect 2).

Hoy día no hay serie de TV en la que no haya una relación homosexual, o al menos algún personaje gay. Los chicos de Kronos fueron unos adelantados a tu tiempo y se atrevieron a incluir una relación lésbica en un juego de 2001. Un juego, por cierto, sobradito de violencia y gore. Las bellísimas Hana Tsu-Vachel y Rain Qin mantienen una relación mucho más estrecha de la que tendrían dos amigas…

Amor en la guerra fría (Metal Gear)

La historia de Snake y Meryl da un poco de penita… Siempre juntos, pero nunca revueltos y separados por las intrigas y oscuras tramas de una saga que es peor que un culebrón: en cuanto te despistas en un vídeo ya ha salido un hijo bastardo por algún lado (es un a manera de hablar). Aunque la verdadera historia de amor de la saga es la de Big Boss y EVA... La chica se llamaba Tatyana y se enamoró de Big Boss durante la Operación Snake Ester… El culebrón está servido, por que EVA (o Big Mamma, como prefiráis) es la mamá de Solid, Liquid y Solidus Snake. ¿He dicho demasiado o me he equivocado en alguna rama de este baobab genealógico?

Venganza por amor (God of War)

¿Hay amor más fuerte que desafiar al mismísimo Olimpo, enfrentarse a los dioses, para vengar la muerte de la amada? Kratos lo hace, lucha con los dioses, los destruye, mina la misma fuente de su poder con el único objetivo de vengarse… Él lleva su castigo a cuestas, pero quiere limpiar en sangre la memoria de su esposa. Y sangre, desde luego, le sobra. Aquí, además, hay otra cuestión. Siempre he pensado que había un rollito de tensión sexual no resuelta entre Atenea y Kratos, pero eso son cosas mías… ¿O es una relación amor odio? Por supuesto, lo de Afrodita no lo vamos a llamar amor…

Y ahora os toca a vosotros, espero vuestras historias de amor para este día de San Valentín. No, no, sólo las de videojuegos. Las otras son cosa vuestra :-)

Lecturas recomendadas