Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

10 razones para darle a Miyamoto el Príncipe de Asturias

imagen por defecto contenido opinión

Como ya sabréis, Shigeru Miyamoto es candidato al premio Príncipe de Asturias 2010 de Comunicación y Humanidades. El 26 de mayo se reunirá el jurado que valora las candidaturas y un día después emitirá el fallo (que esperemos sea un acierto...). Si alguno de vosotros forma parte de ese jurado, encontrará aquí algunas razones para concederle el premio a Miyamoto. Concretamente diez.

1. El estatuto del Príncipe de Asturias dice: “El premio será concedido a la persona, institución, grupo de personas o de instituciones cuya labor creadora o de investigación represente una aportación relevante a la cultura universal en esos campos”. Leed la frase entera, que tampoco es para tanto. Descubriréis que si hay alguien que encaja en ese perfil es Miyamoto, ¿no? ¿Acaso sus videojuegos no son aportaciones relevantes a la cultura universal?

2. Dada la magnitud de la industria del videojuego (mueve al año más de 30.000 millones de Euros, según publica el diario La Vanguardia), resulta imprescindible reconocer con un premio de prestigio a una de las personas que más ha contribuido al auge de este sector.

3. Porque ya hay más de 1.000 personas que apoyan la iniciativa en la página de Facebook: Miyamoto, premio Príncipe de Asturias 2010. Y subiendo.

4. Si en Francia han distinguido al señor Miyamoto con la Legión de Honor, y en Gran Bretraña con un BAFTA, y la revista TIME lo ha elegido como uno de los 100 personajes más influyentes de nuestro siglo, ¿por qué en España le íbamos a negar una distinción tanto o más prestigiosa?

5. Porque ha estado detrás de todas las revoluciones tecnológicas y creativas que han permitido la expansión global del ocio interactivo. Esta frase no es mía, sino de otro de los “grandes” de la industria nacional: Gonzo Suárez.

6. Es el creador de Mario, de Zelda, de Donkey Kong, de la Wii + mando; le consideran el padre del videojuego moderno. El New York Times le ha declarado herededo de Walt Disney, y Steven Spielberg ha buscado su colaboración para el cine. ¿Quién se puede resistir a semejante currículum?

7. Por su sencillez y humildad. A pesar de ser una de las “superestrellas” del imperio del videojuego, Miyamoto conserva un talante amigable, colaborador y entusiasta; un rostro risueño y una imagen accesible (traje y camiseta con champiñón). Quizá esto no sea como para premiarlo, pero a mi me parece la leche que un tipo tan importante se muestre así, con lo subido que se lo tienen algunos en esta industria.

8. Por su reconocida apuesta por la no violencia en los videojuegos. Ha “preferido” inclinarse por otros conceptos como la creatividad, innovación, observación, investigación... ¡Que no hace falta hacer juegos violentos para triunfar!

9. Porque a pesar de todo lo que ha hecho, lo que ha supuesto, lo que ha diseñado, aun cree que: “tengo que admitir que a los videojuegos aún les queda mucho camino por recorrer para alcanzar el nivel de aceptación social del público en general que tienen por ejemplo las películas. Aun tenemos que seguir haciendo un gran esfuerzo” (entrevista concedida a Eurogamer).

10. Porque... “YES, Wii Can” (tomado de un comentario de Facebook).

Lecturas recomendadas