Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

125 años de Nintendo... y 21 de Nintendo España

imagen por defecto contenido opinión

Hablar de la historia de Nintendo cuando acaba de cumplir 125 años, y que yo no publicara un post, sería como si no saliera el sol en verano o la gaseosa la vendieran sin gas. Además, aunque yo sea un caso perdido con las efemérides, y (casi) nunca recuerde cumpleaños, santos o aniversarios, reconozco que esto va más allá de recordar un determinado estreno… Y entiendo además que sería (muy) injusto no extender las felicitaciones a Nintendo España, Ibérica, perdón, porque la filial española es una de las grandes “culpables” de que nos hayamos acordado del 125 cumpleaños y de cantarles el feliz, feliz en tu día, 23 de septiembre de 2014.

Sin Nintendo Ibérica es muy probable que no reconociéramos a la misma industria del videojuego de este país, puede (o puede que no) que fuéramos un país de cuarta o quinta categoría en la venta, distribución y producción de software, o que la prensa del videojuego no se hubiera desarrollado hasta alcanzar la notoriedad actual. Me dan muchas ganas de afirmar todo esto en lugar de simplemente sugerirlo... Nintendo Ibérica acaba de cumplir este verano 21 años. Su historia comienza en agosto de 1993 , y es una historia que además de consolas y juegos, tiene el valor de los equipos de trabajo que la forjaron, y cuyos líderes, muchos de ellos, siguen aun al frente de la compañía.

Cómo empezó todo 

Decía que en verano de 1993, al poco de nacer la revista –diciembre de 1992– Nintendo se instala en España. Su primera residencia es el Paseo de la Castellana de Madrid, el número 39, y su director general se llama Andrew Bagney. 


Bagney no era ningún recién llegado al mundo de los videojuegos. Había fundado Erbe Software en 1984 junto a Paco Pastor, cambiando la industria farmaceútica por el ocio digital (jueguecitos los llamábamos entonces). Pastor, que había triunfado en la música como cantante del grupo Fórmula V, trabajaba en la filial española de la discográfica CBS. Años más tarde sería el responsable de SEGA España, pero eso, y la enemistad posterior (o duelo de personalidades) entre Pastor y Bagney, ya forman parte de otra historia.

Para situarnos, entre 1989 y 1995, Erbe se convierte en el distribuidor de software más importante de España (en 1992 facturaba 45.000 millones de pta –unos 270 millones de euros). ERBE es una de las responsables de que el mercado de videojuegos despegara en nuestro país. En una situación marcada por una piratería salvaje, su propuesta de rebajar el precio de los juegos de las casi 2.000 pesetas que costaban a 875, da un golpe sobre la mesa que conlleva un fuerte aumento en las ventas. Pero es en 1991 cuando se produce un giro de los acontecimientos: Nintendo, que había introducido en España la consola NES con más pena que gloria a través de Spaco, se pone en contacto con Erbe para asegurarse la distribución exclusiva de Game Boy y la recién llegada consola de 16 bits Super Nintendo. Los primeros resultados fueron sencillamente imponentes.

En la madrugada del 22 de febrero de 1993 ocurre un hecho que marcará para siempre la historia de la compañía: los almacenes de ERBE a las afueras de Madrid sufren un aparatoso incendio. Erbe cae en una profunda crisis que acarrea la pérdida de la distribución de Nintendo. Los jugadores y el sector en general también lo notamos. Se paralizó prácticamente el flujo de lanzamientos, llegaron menos consolas, parecía que la actividad de Nintendo se había congelado en España. Hasta que ese mismo verano, en agosto, la compañía japonesa decide instalarse en España y depositar la confianza de su dirección en Andrew Bagney. Muchos sin duda recordaréis estas páginas de publicidad celebrando la llegada de Nintendo.

Erbe continúa apostando por los videojuegos, pero a finales de los 90, marcada por el desgaste y la crisis, es absorbida por Anaya Interactiva, que después pasó a manos de Havas Interactive (Blizzard Entertainment).

En 1996, con 41 años, Andrew Bagney fallece a causa de un ataque al corazón dejando una profunda huella en la compañía y en todos los que trabajábamos más o menos cerca de él. La revista Hobby Consolas le dedicaba estas palabras.

Su cargo como director general es ocupado por Luciano Pereña, hasta ese momento responsable del departamento económico. Pereña será nombrado posteriormente presidente de la compañía, y en la actualidad es también presidente de Nintendo Europa.

Un año antes, se había producido una pequeña revolución en el departamento de marketing de la compañía. Escalarta Loncan, responsable hasta ese momento, es reemplazada por Rafael Martínez, jefe de producto de GB y SNES; en 1995 además se incorpora al departamento Nicolás Wegnez como marketing assistant. La compañía se preparaba para nuevos retos que culminaron con éxito.

La importancia de las filiales es vital en cualquier país, y no lo digo solo por Nintendo. Si Sony o Microsoft no hubieran contado con oficinas propias y una estructura en España, estoy convencido de que ni sus consolas ni sus juegos habrían corrido la misma suerte. Porque no es lo mismo distribuir tus productos, planificarlos, empujarlos e incluso idearlos, a que lo haga otro.

Os pongo algunos ejemplos, para que lo entendáis mejor.

•La Game Boy rosa es una propuesta española. Fue en España donde vieron las posibilidades que tenía este color y lo argumentaron a Japón. Su lanzamiento mundial fue un éxito.

•El desarrollo de Pokémon en España supera con creces al del resto de Europa. Ya fuera por los planes de marketing que se pusieron en marcha o... por la cantidad de portadas que dimos en la revista, el caso es que su éxito rebasó nuestras fronteras. Y como “daño colateral”, llevaron a Nicolás Wegnez hasta las oficinas de la central alemana para ser nombrado European marketing manager para Game Boy y Pokémon.

Art Academy es también una propuesta nacida aquí. A ver, que no es que se lo inventaran en las oficinas de la Moraleja, pero sí consiguieron que pasara de una descarga digital de eshop a cartucho producido, lo que suposo una diferencia en ventas y trascendencia enormes. España empujó la idea, y la idea no le dio la espalda.

Y ahora sí, os dejo con la opinión y el análisis de los que saben de verdad. Recomiendo encarecidamente leer este especial sobre los 125 años de Nintendo y luego también ver esta tertulia nintendera ,que han hecho, firmado y protagonizado gente, expertos y amigos, que lleva trabajando con videojuegos “casi” tanto tiempo como yo. Bueno, entre todos me ganan: no soy tan mayor.

Lecturas recomendadas