Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

3DS y las croquetas de mamá

imagen por defecto contenido opinión

Aún estamos de resaca, tras la presentación europea de 3DS (no os perdáis la impresionante cobertura que hemos realizado en Hobby Consolas). Desde luego, no ha sido la mejor conferencia de Nintendo, aunque tampoco ha  sido un batacazo como el E3 de hace dos años... el de Vitality Sensor y las señoras de mediana edad jugando al frisbee. Pero a mí se me ha quedado “coja”. En primer lugar, me molesta cada vez más la equivalencia euro/dólar que se aplica en el precio de las consolas, y que deja la maquinita a un precio, por confirmar, de 250 euros (bastante más cara que una Wii o una Xbox 360).

Tampoco me ha sorprendido el catálogo de lanzamientos: secuelas de Zelda, Nintendogs, Animal Crossing, Mario Kart, Pilotwings... por parte de Nintendo y más secuelas de Street Fighter, Pro Evolution Soccer, Metal Gear Solid, Dead or Alive... por parte de los demás.  Es decir, lo mismo de siempre. Por supuesto, todos ellos son en 3D, pero mucho me temo que no es más que una cuestión estética, y que en ningún caso afectará a la jugabilidad. Y pese a todo, el 25 de marzo estaré esperando en la puerta de la tienda para ser el primero en comprar la máquina.

Dándole vueltas a este asunto, he llegado a la conclusión de que presenciar un anuncio de Nintendo es como ir a comer a casa de tu madre los domingos. No se pone la cubertería de las grandes ocasiones, pero te reciben con la mejor sonrisa. En este caso, la sonrisa era de Jonathan Ross, al que adoro desde que vi la serie de documentales “100 Greatest Toys”, que han emitido estas  Navidades en Inglaterra. Después llegan las croquetas caseras, las mismas que has comido desde niño. ¿y quién puede resistirse? No han cambiado en muchos años, y no son tan sofisticadas como la comida de Ferrán Adriá, pero es nuestro plato favorito, y nos las han preparado con cariño. Me gustaría pensar que Nintendo también ha preparado esta lista de lanzamientos para que nos sintamos “como en casa”.

¿Y qué pasa con mi esperadísimo Steel Diver (el simulador de submarinos)? Bueno, es una de esas veces que tu madre ha visto una receta en una revista –o se lo han contado sus compañeras de trabajo- y está dispuesta a experimentar. Cruzo los dedos para que sea mejor que un puré de espinacas con el que aún tengo pesadillas.

Lecturas recomendadas