Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

5 riesgos que Wii U debe evitar

imagen por defecto contenido opinión

La exhibición de Nintendo en el último Direct la vimos todos. No fue cosa mía, ni una alucinación. Tras el impacto de la fecha de lanzamiento, llegó el turno de los juegos. Y empezó el espectáculo: uno y otro, y un nuevo anuncio hasta las estocadas finales de Monster Hunter Ultimate y Bayonetta 2. Esto fue lo que vimos. En ese momento no se habló de precio, pero no tardaron en llegar los datos de las principales cadenas de venta de videojuegos: entre 300 y 390 Euros. Encajables, razonables. Sea cual sea el pack que elijas, te convencerá. Suficiente el básico; con juego –Nintendo Land– y Nintendo Network Premium, el tope de gama. Sigo sin ver el tema de exigir un color para cada pack, pero seguro que se arregla antes o después (que pronto llegarán más versiones, vamos)…

En pleno idilio con Wii U y Nintendo, no se me podía haber ocurrido otro tema para mi blog que… ¿por qué Nintendo no debe confiarse, ni pensar que está todo hecho, ante la inminente llegada de la consola a España? Eso, que uno de natural siempre ve peligros por todas partes, y en el tema de Wii U no iba a ser menos. Especialmente cuando todo parece tan a favor. ¿Qué podría pasar para que Wii U no triunfara? A mi se ocurren cinco cosas.

1)Que Nintendo no dispusiera de suficientes unidades para el lanzamiento. Morir de éxito se le llama a eso. Ya ocurrió con Wii en 2006. No se vendieron más de 40.000 consolas de inicio simplemente porque Nintendo no tenía más. La coyuntura es ahora diferente –y tanto, atravesamos una buena crisis– pero el tirón de la máquina no ha mostrado debilidades. Las reservas inundan ya algunas tiendas online y tenemos ejemplos cercanos, que muestran que la tecnología no se mide por el mismo rasero, y que cuando se ofrece algo único, no hay obstáculos.

2)No acompañar con grandes títulos la “cuesta” de enero. Los 15 juegos que verán la luz el 30 de noviembre, más los alrededor de 30 que están previstos para finalizar el año, parecen más que suficiente, ¿no?, ¿no? El ejemplo de 3DS está ahí mismo. Cierto, era una máquina más “difícil”, otra realidad, pero parte del fracaso inicial de las 3D estuvo en un catálogo flojo y olvidado. Para marzo ya se anuncian los Monster Hunter y… quién sabe si algo de Rockstar… así que la cuesta será más llevadera.

3)Las third parties deben asegurar su participación –y compromiso– en el proyecto a largo plazo. No es suficiente que Ubisoft lance ZombiU y AC3 con la máquina, hay que firmar nuevos triple A que prolonguen el deseo de tener la consola. Leo noticias que me alegran en este sentido: que Nintendo tiene la intención de apostar por más títulos exclusivos de terceras, que Capcom va a apostar decididamente por la máquina, que los DLC más populares estarán incluidos en las versiones finales… Pero lo dicho, asegurarse que estarán los Tomb Raider, Watchdogs, nuevos Resident…

4)Los ‘ports’ de juegos ya disponibles, o próximos lanzamientos. Un juego trasladado tal cual de otras versiones, que no aprovecha las funciones de la máquina o que incluso se queda a medio camino, puede ser un fiasco. No dudo de que habrá juegos mejores o peores los próximos meses, pero los gráficos HD, el uso del Gamepad y los modos exclusivos, deben estar presentes sí o sí.

5)Si habéis llegado hasta aquí, y os habéis tragado toda la chapa, gracias y ánimo, que ya queda poco. El peligro nº5 es que Nintendo no consiga hacer entender a sus (futuros) usuarios que Wii U no es una Wii con mando GamePad. Me veo a algunos preguntando en la tienda por el gamepad, y llevándose la decepción de que “incluye” una consola nueva. Eh, oiga, señor y señora, que Wii U es una nueva máquina, que no se compra por piezas, pero que sí, que también puede usar los mandos de la Wii que ya tiene. ¿Se ha liado mucho? Pues esperemos que no a todo el mundo le pase lo mismo…

Lecturas recomendadas