Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

Actualizaciones en las consolas

imagen por defecto contenido opinión

Es uno de los temas estrella de los cientos de mails que recibimos en la revista Hobby Consolas. Muchos os quejáis de los problemas que os causan las actualizaciones en vuestras consolas. Os entiendo perfectamente. Aunque yo, por suerte, no he tenido excesivos inconvenientes con este asunto, no dejan de ser procesos molestos... pero necesarios.

La escena la hemos vivido todos. Llegas a casa con tu juego favorito, le arrancas el plástico protector como si le odiaras, introduces el juego en la consola y... vaya, requiere una actualización, que puede ser del sistema o del propio juego. Un proceso que a veces tarda un buen rato. Un fastidio, porque habías quedado y solo tenías un par de horas para jugar ese día. Y... todo esto se puede convertir en un cabreo monumental si la dichosa actualización causa algún problema que te inhabilita alguna de las funciones de la máquina, aunque sea de forma momentánea.

Las actualizaciones son el pan nuestro de cada día en el mundo de la informática. En cualquier ordenador, Mac o PC, ayudan a mantener el sistema operativo al día y los programas en su última versión. Y en las consolas pasa lo mismo. Gracias a estas actualizaciones, las consolas han ido sumando prestaciones del calibre de las descargas de películas, algunas retrocompatibilidades o la inclusión de sistemas como Home.

Está claro que no es la opción ideal. Ojalá no tardaran tanto en instalarse a veces y, sobre todo, no crearan ningún problema añadido, como sucede en algunos casos. Eso, por no hablar de las compañías que lanzan sus juegos inacabados o con evidentes bugs para solucionarlo luego a base de parches con tal de cumplir con sus fechas de salida. Ante todo esto habrá que seguir protestando todo lo que haga falta. Por lo que a mí respecta, seguiré dando la brasa desde aquí y desde la revista. Pero es un mal menor con el que tenemos que convivir, hasta que alguien invente algo nuevo. Además, puede que sea una de las vías a explorar para luchar con eficacia contra la piratería.

Lecturas recomendadas