Imagen de perfil de José Luis Sanz
La opinión de
José Luis Sanz

Agárrense que vienen pixels

imagen por defecto contenido opinión

No sé si soy yo y que mi reloj biológico está llamando a patadas a la puerta de la más cruda adultez, o es que de verdad hay en el ambiente un cierto tufillo a hombreras, laca y pelos cardados que tararean aquello de "is the final countdown"...

Dicen que los ochenta están de moda y que el fenómeno retro está cruzando la calle por el paso de cebra para ponernos tontitos recordando a los que por allí existimos alguna vez. No me extraña. En los ochenta, estaban de moda los sesenta. El rock & roll, los grupos españoles con Mike Ríos y el Dúo Dinámico a la cabeza y, como no había videojuegos, pues eso que nos evitamos. Reconozco que a mí lo retro me gusta, mi blog me delata, aunque no creo en los revivals como estilo permanente de vida: creo que es obligatorio jubilar nuestro Walkman de casette por un iPod sí o sí, aunque lo digital o lo táctil nos dé el sarampión.

Pero desde luego, me hace mucha gracia que todo el mundo esté mirando a esos años para traerlos al presente de las formas más retorcidas. Y los juegos, como no podía ser de otra forma, están metidos hasta las cejas en este complot que va a convertir el planeta en un único pìxel que vibrará al son del viejo "Tape loading error".

Así que, para no ser menos que todos los que están reviviendo los ochenta como si no costara (J.J. Abrams, esto va por ti y tu Super 8), aquí os dejo mi Top 10 de cosas que tienen que ver con los videojuegos y que me transportarían a los 80 al instante si pensara en ellas.

Como bien podéis imaginar, a la vez que pongo aquí los míos, os invito a que los más carrozas del lugar hagan lo mismo y me escriban esas cosas que tienen clavadas en su corazoncito de una década que está de moda. ¡Ah!, y si no la viviste... ¡¡pregúntale a tus padres!!

1- Game & Watch

Ya lo escribí alguna vez: la primera máquina para jugar sin necesidad de conectarla a una pantalla de televisión. Uno de los grandes hitos de Nintendo a la que deberemos algunos veranos gloriosos de los primeros 80.

2- Philips Videopac (G7000 y G7400)

Aunque Atari y su 2800 arrasaban, a mí me tocó jugar con la más fea. No tenía muchos juegos, pero qué divertidos eran: Pickaxe Pete, Freedom Fighter, Neutron Star...

3- El "Un, Dos, Tres" y sus regalos videojueguiles

El famoso concurso de los 80 con Mayra Gómez Kemp a la cabeza, no tenía problemas en regalar videojuegos a los concursantes (Nieves Herrero, gracias a Dios, debía estar en la facultad todavía). ¿Quién no soñaba con tener ese pedazo de pantallón de tubo de 26'' en su habitación? ¡¡Ah!!, y si queréis ver ese momento tan especial, pinchad en la imagen y veréis el vídeo del programa, en el minuto 1:01:00 es cuando los concursantes pierden tan alucinante premio. Jajajaja...

4- Juegos de mesa

Cefa fue la compañía que monopolizó algunos de los mejores clásicos de aquella década: El Imperio Cobra, Misterio, Sinay, El Cetro de Yarek, Alerta Roja...

5- ZX Spectrum

Nada que decir al microordenador que cumplirá el próximo año tres décadas de existencia. 1982 fue el año en el que vio la luz, Sir Clive Sinclair su Mesías y Alan Sugar su enterrador. Una pena pero, ¡¡es ley de vida!!

6- Knight Lore

El título de Ultimate fue la consecuencia directa del éxito del ZX Spectrum en esa década. Un juegazo que muchos consideran trascendental y que otros, simplemente, nos divertimos como enanos cuando lo jugamos...

7- Summer Games, Los Ángeles 94 y el Rocketman

Commodore 64 fue una máquina maravillosa. Al igual que los juegos de olimpiadas de Epyx. Pero si algo tenemos grabados los ochenteros es al tipo del Jetpak a la espalda en la ceremonia de inauguración de las Olimpiadas de Los Ángeles 84... ¿no? ¡¡El futuro había llegado!!

8- The Labyrinth

El juego de LucasFilm basado en la película ideada por George Lucas e interpretada por David Bowie no es que fuera la repera, pero sirvió para consolidar un modo de hacer juegos que tuvo su apogeo en los 90: las aventuras gráficas y la creación del SCVMM. ¿Os suena?

9- Micro Hobby

Otoño de 1984. Pensaréis, ¡¡cómo no!! Dos revistas de la casa para terminar. ¡¡Pues no!! En el caso de Micro Hobby fue la primera en su género: hablaba de videojuegos, de programación, de hardware... ¿quién no está en este mundo de los juegos gracias a sus intemrinables listados de código máquina? ¡¡Un respeto al padre intelectual de los jugones de los 80!!

10 - Micromanía

Y, lógicamente, la otra pata del banco de los videojuegos de los 80 se lo debemos a la decana de las revistas de videojuegos en España. La abuela Tecla, sus códigos secretos, la programación con supercaracteres, los MSX, C64, Spectrum, Amstrad... ¡¡toda la actualidad!! ¿Algún jugón ochentero no la conoce?

Lecturas recomendadas