Imagen de perfil de Daniel Quesada
La opinión de
Daniel Quesada

Aliens Colonial Marines no era tan malo

imagen por defecto contenido opinión

El prometedor Alien Isolation está en camino. SEGA quiere ofrecer un juego xenomórfico a la altura de las circunstancias. Dos cosas son seguras: que volveremos a ver montones de titulares que usen la expresión "en el espacio nadie puede oir tus gritos" y que muchas miradas se girarán para comparar el título con Aliens: Colonial Marines.

Os suena, ¿no? Era ese juego que estuvo en desarrollo forever and ever y que, cuando llegó, provocó la ira de prensa y fans por su lamentable calidad. ¿He dicho lamentable? Bueno, pues voy a ganarme unos cuantos enemigos: para mí, el juego no era malo. No era sobresaliente, ni siquiera notable, pero no era malo. Ofrecía momentos bastante intensos y algún que otro duelo interesante. Vamos, que era un "shooter" del montón, ni más ni menos. Pero a él se le atacó más de lo normal. Todo esto me lleva al quid de esta entrada de blog: estoy seguro de que más de la mitad de la gente que se queja de lo malo que es, ni siquiera ha probado el juego. Aún más, creo que muchos de los análisis del juego se dejaron llevar por ese alud de críticas y fueron más duros de lo normal para no cometer la barbaridad de ir contra corriente.

Hoy en día, la velocidad de las redes sociales y de Internet en general provocan que tengamos cualquier información casi al instante, pero también que nos "contagiemos" igual de rápido de una determinada forma de pensar. Por supuesto, no todo el mundo es así, pero una cantidad significativa de gente necesita ser aceptada por la comunidad, por lo que se asume un papel que pretende ser prescriptor. No puede haber terminos medios. Aquello que juzgamos (un libro, una película, un videojuego, un pastel de frambuesa con reducción de garbanzos) es o una puta mierda o una jodida obra maestra. Sí, soltando tacos, para enfatizar. Si encima, el sector es tan visceral como el nuestro, apaga y vámonos.

Volviendo a Aliens Colonial Marines, no me cabe duda de que el contacto que tuvo mucha gente con ese título se redujo a vídeos como éste:

Oye, el vídeo es gracioso, que conste. ¡Difícilmente veréis criticar a algo que incluye a Chiquito de la Calzada! Pero, precisamente por eso, porque era gracioso y era la "moda" ridiculizar al juego, muchos usuarios decidieron mantenerse en esa tónica, sin arriesgarse a probarlo. Lo curioso es que, en realidad, esa porción de los aliens explosivos era una de las más tensas del juego y funcionaba bastante bien, en mi opinión. Pero claro, si a El exorcista le pones la voz de Lucas Grijander también resulta cómico.

No quiero que se me malinterprete. No quiero defender el juego a capa y espada. Entiendo perfectamente que a alguien le parezca malo. Ya hemos dicho en otras ocasiones que nos gusta que haya disparidad de opiniones y que se debatan educadamente en la web (estoy dispuesto a discutir educadamente sobre Colonial Marines con quien quiera, faltaría más). Lo que me fastidia es que esa disparidad de opiniones se produzca por el prejuicio o la inercia en vez de por la experiencia y el razonamiento.

"Corrientes de opinión" de ese tipo hacen daño a los productos, pero sobre todo hacen daño a la comunidad gamer, demuestran nuestra inmadurez. No creo que nunca nos libremos del todo de esa tendencia. El cine es mucho más longevo que el mundo de los juegos y también tiene esos síntomas. Pero me gustaría creer que podemos mejorar el porcentaje. De nuevo, no digo que esta forma de pensar y actuar suceda con todo el mundo, pero precisamente por esa inmediatez de las redes sociales y de Internet parece que es una práctica más extendida de lo que quizá sea. Pero bueno, ¿quién soy yo para opinar? A fin de cuentas, soy un tío al que el final de Los Serrano le pareció convincente.*

*Quizá no me pareció convincente.

Lecturas recomendadas