Imagen de perfil de Óscar Díaz
La opinión de
Óscar Díaz

Alt-Minds, Gaikai, Sony PS4, Xbox SmartGlass, Project Glasses… el presente

imagen por defecto contenido opinión

Hace ya unos cuantos años que Dave Perry nos presentó Gaikai. Sin embargo, desde semanas atrás, lo que inspira este nombre es que Sony no traerá una PS4, fin del juego. Mientras tanto, Microsoft le ha salido al paso a Google y su Project Glasses con algo llamado Xbox SmartGlass. Por último, para aclarar el título en este primer párrafo, sólo me queda decir que, todo esto, se complementa con ideas como Alt-Minds, heredero de In Memoriam. Un juego que mezclaba lo digital con lo real, sin salir del PC. Son muchos nombres para tan poco espacio, si tenemos en cuenta lo que han sido, qué significan o los cambios que traerán a nuestro pequeño mundo de pantallas conectadas a consolas y ordenadores.

Gaikai parece ir, definitivamente, a manos de Sony. Algunos analistas hablan de una estrategia para vender más televisores. Total, con integrar en la pantalla una potencia mínima y compatibilidad con mandos de PS3, ya es posible jugar a cualquier título de última generación. Sólo hace falta, como complemento casi sin importancia, una conexión permanente a Internet. Juegos como Crisis 3 pueden venir, en un futuro, en formato Blu-Ray y, al mismo tiempo, estar a nuestro alcance con sólo pulsar el botón de "Play" en PlayStation Network.

Ahora bien, ¿permitirá Sony que los juegos en formato físico se queden muy por debajo de la calidad cuando juguemos en modo remoto? Es decir, Gaikai permite experimentar los títulos al máximo de detalle, con sus DirectX 11, filtrados a tope, con paisajes infinitos… aunque, por ahora, la cosa se queda a medias. Hace falta más potencia en los servidores, mejores conexiones a la Red y más inversión. Algo que Sony debe afrontar para no quedarse en desventaja frente a iniciativas en la nube de Google, Microsoft o, su más directo competidor, OnLIVE.

Ya que he mencionado a los llamados grandes, con permiso de una Apple que parece comerse el mundo en los últimos años, ¿qué me inspiran sus demostraciones técnicas? Sí, en el caso de Gaikai u OnLIVE, ya lo podemos experimentar de forma bastante satisfactoria en cualquier PC e, incluso, tablets o móviles. Pero eso de tener unas gafas que me dan información, es algo que quiero desde que vi Terminator. Creo que lo deseaba antes de nacer. Es más, lo pedí a los Reyes al mismo tiempo que deseé ver una selección española ganando mundiales y copas europeas. Debía ser el protoser con más aspiraciones de mi entorno, porque veo que mis deseos se cumplen y siempre necesito suplantarlos por otros más "imposibles".

El concepto de Google Project Glasses es tan obvio y se ha anunciado tantas veces en las revistas de ciencia, que deja de sorprender en cuanto lo ves en directo. Unas gafas o, más bien, un accesorio para las que llevemos habitualmente. Una pantalla transparente que se sitúa a apenas un centímetro de nuestro iris. Una fuente de información conectada al resto del mundo, que nuestro cerebro mezcla con la realidad que nos rodea. Suena tan bien, que lo quiero para ayer. Siempre lo he deseado y, por fin, está cerca.

Lo de Google es un concepto de los años noventa, que ya funciona. Me harté de verlo en las películas y ya lo asumo como algo tan cotidiano, que me pregunto dónde lo guardé la última vez que lo usé… es broma, no como PS Move. Bien, pero, ¿y Xbox SmartGlass? Se lanza este otoño. En principio, es compatible con cualquier Xbox 360 que se haya vendido desde 2005 y las que llegarán en el futuro. Dicen que es el nuevo Kinect, una forma de ampliar más aún la vida de la consola de Microsoft antes de que llegue Xbox 8 o Loop, sin tener que cambiar de generación. Un complemento que unirá teléfonos móviles, televisores, tablets, portátiles y todo lo que tenga algún tipo de compatibilidad con el entorno de los de Redmond. Lo mismo que se comenta sobre Gaikai, Sony y PS3.

Opino lo siguiente, que ya era hora de pensar más allá de la pantalla del salón. Que ha habido intentos, ahora es el momento. Creo que Microsoft se lo ha guardado durante años, igual que el concepto de Tablet, una década después de que el mismísimo Alberto Ruiz Gallardón empezara a coleccionar los modelos que presentaban en el SIMO (esto es una feria de informática y material de oficina que se celebraba en Madrid y que ahora se ha reconvertido en algo que no entiendo bien). Gracias a Apple, el mercado se ha lanzado a una huida hacia delante. A vender todo lo posible, incluso sin software a la altura. Pero, de paso, también tenemos otros avances en la sombra, como el mencionado In Memoriam y su sucesor espiritual (que está de moda usar este concepto).


ALT-MINDS - Teaser 1 (english version) por Alt-Minds

Alt-Minds es lo que llaman un juego "transmedios". Está pensado para ordenadores, como una aplicación tradicional. Con sus vídeos, misiones y pistas que descubrir. Pero estas se encuentran en páginas reales de periódicos online. También están encubiertas, entre los millones de documentos poco fiables de Google, que se mezclan con lo real. El juego se abre paso en Facebook, con una aplicación propia, que sirve para ampliar la experiencia entre nuestros amigos y que se unan a un trabajo de investigación. Cuando no tengamos el PC a mano, un tablet, el móvil o cualquier terminal conectado nos permitirá seguir lo que suceda durante cada una de las ocho semanas que durará por temporada.

Mezclar series de televisión, juegos de ordenador, redes sociales y, por último, tener la oportunidad de conocer a los actores que vemos dentro, es algo que va más allá de lo que conocemos como juegos. Sí, los mejores podrán quedar con los personajes y recibir pistas vitales o algún premio "real". Así es Alt- Minds, algo que mezcla un poco más ese concepto ciberpunk que tanto me gustaba hace un par de décadas. Si la tecnología no te alcanza, siempre habrá un ser humano para suplirla. Por ahora, tiene que ser así, hasta que nos conectemos directamente a las máquinas y apenas distingamos realidad de ficción. Al menos, nos queda ese anhelo de contacto físico. Pero, como pasa con quien defiende el formato digital 100% frente a los discos o cartuchos, somos una clase a extinguir. Microsoft, Sony, Google y compañía son los cazadores y ya han puesto sus trampas. ¿Caerás en ellas? 

Lecturas recomendadas