Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Batman La broma asesina - La escena de sexo que lo cambia todo

Principal Batman Broma Asesina

Batman La broma asesina acaba de estrenarse como película de animación, haciendo las delicias de muchos fans del hombre murciélago (y sobre todo del Joker) y levantando las airadas críticas de otros. Antes de continuar leyendo, aviso, ATENCIÓN SPOILERS. Porque el principal motivo de las quejas ha sido la inclusión de una escena de sexo, durante el comienzo de la película, entre Batgirl (Barbara Gordon) y el propio Batman. No es que la secuencia enseñe mucho -aunque es una película para adultos, no deja de ser una cinta animada de Warner Bros- pero cambia el sentido de La broma asesina.  

¿Por qué? Cuando yo leí el cómic de Alan Moore, en 1989 (con toda la fiebre que se levantó con Batman de Tim Burton) me dejó impresionado. Diría que, junto con Watchmen, es mi obra de superhéroes favorita, en particular por la crueldad que muestra Joker, y que parece perfectamente contextualizada. Disparar -y dejar en una silla de ruedas- a Barbara Gordon y humillar a su padre, el comisario Jim... sólo por el placer de hacerlo. Como dicen en la propia película, ya no es un simple atraco a un banco, es un acto de violencia gratuita. Ese parque de atracciones crepuscular no parece construido para matar a Batman, ni siquiera para castigarlo, es un entretenimiento.

Y en ese sentido, la historia es redonda. Comienza con Batman preguntándose cómo acabará todo, quién matará a quién: el hombre murciélago o Joker. Y termina con ambos riéndose, empapados por la lluvia de Gotham: son dos locos que se han escapado de un manicomio, y uno de ellos teme que el otro apague su linterna (esta referencia sólo la entenderá quien haya leído la obra). El caso es que me resultó muy impresionante. El mensaje era una broma en sí mismo; el fin de la tortura y la mutilación de Barbara y el comisario era sólo llamar la atención del murciélago, y repetir un mensaje que también vimos en la película de Nolan: Batman necesita a Joker, no tiene sentido un superhéroe sin un mal a su altura.

Pero en la película, todos los hechos se desarrollan después de un encuentro sexual entre Wayne y Gordon, Batman y Batgirl. El mensaje cambia por completo, como en las películas "slasher" clásicas. Incluso parece que ella es culpable de lo que le ocurre, como si pudiese combatir al crimen mientras se mantiene alejada de Batman, pero en el momento en que se acuesta con él, pasa a ser víctima (de hecho, antes de encontrarse con Joker, "cuelga el antifaz"). Es la misma teoría que exponían en Scream: la chica muere después de tener sexo. La broma asesina ya no es un chiste, ahora parece un castigo. 

Batgirl en Batman: la broma asesina
Batgirl en Batman: la broma asesina

La historia sigue siendo igual de buena, pero ha cambiado el mensaje. Del mismo modo que con el epílogo, en que vemos a Oráculo, se le da un final feliz a un cómic que nos dejaba "mal cuerpo". Personalmente, La broma asesina me ha gustado, pero me quedo con su mensaje original.   

Lecturas recomendadas