Imagen de perfil de Javier Abad
La opinión de
Javier Abad

Call of Duty, como el Madrid y el Barça

imagen por defecto contenido opinión

Escuché hace poco en la radio un debate sobre el reparto del dinero de la televisión entre los clubes de fútbol, una situación que se resume en que el Madrid y el Barça se llevan un pastón y los demás equipos se reparten las migajas. Ante sus quejas, los dos gigantes vienen a decir que ellos son los que más audiencia generan y que, por tanto, es justo que les toque más dinero que nadie. Yo soy madridista, pero la situación no me gusta, porque no hay que ser muy listo para ver que no hace más que aumentar la desigualdad de nuestra liga y reducir a cero las posibilidades de 18 de los 20 equipos que la juegan. Y es que creo firmemente que cuanta más competencia haya, mejor nos lo pasaremos todos.

Os estaréis preguntando cómo encaja esta perorata futbolera en un blog de videojuegos, ¿verdad? La respuesta la tenéis en la noticia de que Call of Duty Black Ops II supera en reservas al primer Black Ops (ha superado también a Modern Warfare 3). Esto se complementa con las declaraciones de Steve Ellis, el creador de la serie TimeSplitters, diciendo que Free Radical pierde dinero con los shooters. Su argumento es que todo aquello que no sea Call of Duty o Battlefield está condenado al fracaso, porque poca gente compra otros títulos del género. ¿Os suena de algo la situación?

Vamos, que se trata de una versión del Madrid o el Barça trasladada al terreno de los shooter bélicos: está claro que la saga Call of Duty se ha ganado a pulso su éxito, y que sus fans eligen libremente invertir el dinero en cada nueva entrega en vez de optar por otros títulos parecidos, pero me temo que esta avasalladora forma de acaparar las ventas puede acabar haciendo que muchos de sus posibles competidores tiren la toalla. El ejemplo más cercano lo tenemos precisamente en el género de los simuladores de fútbol, que ha acabado siendo un coto privado de FIFA y Pro Evolution en el que nadie se atreve a entrar. Haciendo un paralelismo, corremos el riesgo de que esto se convierta también una liga bipolar entre dos gigantes: Activision (Call of Duty) y EA (Battlefield / Medal of Honor). Y como dije antes, si no hay competencia, perdemos todos.

Lecturas recomendadas