Imagen de perfil de Daniel Acal
La opinión de
Daniel Acal

Comprando pases de temporada a ciegas

left-behind

Iba a escribir esta entrada sobre los mejores juegos para pasar Halloween (es lo que toca, ¿no?) pero en el último momento he decidido tocar otro tema también muy de actualidad por estas fechas (la originalidad no es lo mío, ¿verdad?): los dichosos pases de temporada. En la revista Playmanía llevamos un contenido en el próximo número sobre este tema y, documentándome un poco, debo confesar que he flipado. No sólo por los precios (que también) sino porque muchas veces se pone a la venta el pase de temporada sin detallar de forma clara en qué van a consistir esos contenidos descargables por los que estamos pagando con antelación.

Estaréis pensando que esta práctica no es nueva. Para mí sí lo es porque yo no compro DLC y cuando se anuncian este tipo de contenidos no suelo prestarles mucha atención. Respeto a los que sí los compran y entiendo que las compañías quieran rentabilizar al máximo sus producciones, pero salvo que me toque jugarlos por trabajo, yo no quiero saber nada de contenidos supuestamente “extra” que podrían estar perfectamente dentro del juego y no lo están. Aunque ello conlleve que me pierda cosas que sé positivamente que me van a gustar pero, por principios, desde que las compañías se sacaron de la chistera este truco, he procurado resistirme. E insisto, me he perdido cosas molonas de mis juegos favoritos, lo sé.

 

Yo no conozco la relación entre Ellie y su amiga Riley porque no he jugado Left Behind, el DLC de The Last of Us. Tampoco sé lo que le pasó a Adam Jensen cuando se metió en un contenedor a bordo de un buque de Belltower para abandonar Hengsha con destino Singapur. Para mí, The Missing Link, el DLC de Deus Ex Human Revolution, sigue “missing” en un inmenso fundido a negro. Por poner dos ejemplo sonados, pero tengo muchos más. Sólo recuerdo The Lost & Damned, The Ballad of Gay Tony y RDR: Undead Nightmare como únicas "expansiones" consoleras que he jugado en profundidad y por placer. Y las tres podrían considerarse casi juegos completos en sí mismas por todo lo que ofrecen. Eso sí, el 25 de noviembre llega Antiguos Cazadores, la única “expansión” de Bloodborne que tiene, lo reconozco, muy buena pinta. Veremos si sigo en mis trece o termino claudicando y tragándome mis palabras vertidas en esta entrada de blog

Pues si no compro DLC sueltos, mucho menos pases de temporada, así comprenderéis que me resulta muy curioso que haya gente que suelte 20-30-40-50 euros (los que sean) en “paquetes de contenidos que estarán cuando estén”. Y algunas veces, prácticamente a ciegas. Vaya por delante que cada uno es muy libre de gastar su dinero en lo que quiera y de dejarse llevar por su fanatismo. Pero qué menos que saber en qué nos vamos a gastar el dinero, ¿no? Algunos DLC sí detallan con cierta antelación lo que vamos a encontrar en el pase de temporada, como el de Assassin´s Creed Syndicate (por cierto, lo de dar caza a Jack el Destripador me llama más la atención que el juego en sí mismo) o el de WWE 2K16, que polémicas aparte por incluir un puñado de luchadores que bien podrían haberse incluido en el “roster” de serie y otros contenidos como 30 nuevos movimientos y la posibilidad de desbloquear todos los desbloqueables desde el principio (otro día os contaré lo que me parecen los juegos que otorgan ventajas a los jugadores que pagan un extra), al menos detalla con bastante precisión los contenidos por los que los fans están pagando por adelantado.

Pero luego llegas a juegos como Star Wars Battlefront que te piden 50 euros por “cuatro paquetes de expansión que llegarán cargados de contenidos y que nos permitirán disfrutar de mapas en nuevos lugares de la galaxia”. Quizás alguno de estos contenidos tengan que ver con la nueva peli El Despertar de la Fuerza (ojalá sea así, aunque yo no los jugaré) y por eso no se anuncian aún. Pero no sé, por mucho "fan service" que se les presuponga a estos DLC, creo que la gente merece saber de antemano por lo que va a pagar con más o menos exactitud.

 

Tenemos títulos a la vuelta de la esquina como Fallout 4 que piden 30 euros por un pase de temporada que incluirá unos contenidos que ni ellos saben exactamente en lo que consistirán cuando anunciaron el pase de prensa (reconocido por sus propios creadores) ya que se pondrán a trabajar con ellos a principios de 2016. Eso sí, calculan que esos contenidos tendrán un valor de 40 euros, con lo que si compras el pase de temporada ahora te ahorrarías 10 euros (me pregunto cómo se puede poner precio a unos contenidos que ni siquiera sus creadores saben exactamente todavía en qué van a consistir).

A ver, es Bethesda y en producciones previas (Skyrim sin ir más lejos), han demostrado que sus DLC están a la altura y quizá, sabiendo que los fans tienen esto en mente, se pueden permitir el lujo de anunciar un pase de temporada "fantasma". Pero si yo pidiera dinero por adelantado (y esto también vale para el “crowdfunding”) trataría de explicar lo mejor posible lo que voy a ofrecer y, en la medida de lo posible, cuándo. Por respeto a la gente que está confiando en mí y adelantando su dinero. El crédito es para quien se lo merece, sí, y está bien dejar que la imaginación de los fans vuele imaginando contenidos molones (como las supuestas batallas ambientadas en el Episodio VII que os sugería antes). Unas expectativas que luego probablemente se verán confirmadas (o no), cuando salgan esos DLC. Pero tras el hype puede llegar el chasco y no están los tiempos como para andar arriesgando dinero en contenidos que simplemente "intuimos" que nos pueden gustar...

Lecturas recomendadas