Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

Compras digitales

imagen por defecto contenido opinión

Todo el mundo habla de que el futuro pasa por la compra digital, que el formato físico tiene los años contados. Pero la cruda realidad -y los fríos datos- no lo demuestran. Como siempre, para que el usuario cambie sus hábitos tiene que haber unas ventajas evidentes... y quizá todavía, en determinados ámbitos (como en los videojuegos) no las hay.

Bueno, al menos en lo que a las consolas se refiere. Porque en el PC sí parece que la tendencia es más acusada. Hace unos días salió la noticia de que en los seis primeros meses del año las ventas digitales de juegos de PC superaron por primera vez a las de formato físico en USA. Algunas causas son muy evidentes, pues sitios como Steam colocan ofertas irresistibles en la venta online. Además, el juego en PC tiene sus peculiaridades, como un formato estándar, una mayor capacidad de almacenamiento que las consolas o el masivo porcentaje de jugadores online que también favorecen su relación con el mundo digital.

En la música, la situación no admite dudas, pues la compra digital creció en 2010 en España un 30% con respecto a 2009, mientras que en el formato tradicional descendió un 21%, aunque esta segunda sigue siendo la opción mayoritariamente elegida (algo que según los expertos cambiará en 2012).

La situación en el cine es bastante diferente, porque la llegada de la TDT, los canales de pago y videoclubs de diversas plataformas provocan que la venta de películas en formato digital no sea muy relevante, a pesar de que incluso PS3 y Xbox 360 ofrecen este servicio.

Por supuesto, en toda esta ecuación, cómo no, entra la lacra de la piratería, responsable de que, más allá de tendencias, haya un descenso generalizado en la venta de música, cine y juegos.

Pero dejando a un lado mi tema "favorito", me parece más que interesante la reflexión de por qué decidimos comprar en digital o en formato físico, y hablo de cualquier contenido, incluidos periódicos, libros y revistas como Hobby Consolas (que ya podéis comprar en formato digital si tenéis un Ipad, por cierto). 

Yo os cuento mi caso. En la música lo tengo claro: compra digital. El formato físico me parece un atraso, tengo almacenados cientos de CD´s y poder disponer ahora de toda la música en un disco duro, accesible y sin ocupar espacio físico me parece una gozada. Además, las ventajas económicas, como poder adquirir temas sueltos de un álbum y unos precios cada vez más competitivos, son decisivas. 

Sin embargo, cuando se trata de películas, juegos o contenidos informativos, mi resistencia es más dura. En parte aún valoro el formato físico, bien por aquello de que me parece que un juego y una película lo son más si tienen su caja y su DVD (cuestión de mentalidad), bien porque no concibo aún leer un libro o un periódico (entero al menos) en una pantalla (aunque sea tan atractiva como el Ipad o los E-books). Pero es verdad que tampoco me están seduciendo con precios irresistibles o facilidades de compra, descarga y almacenamiento.

En fin, que yo estoy más con los datos y la realidad actual, y pienso que a la compra digital le queda aún mucho tiempo por delante antes de imponerse claramente a la compra tradicional (o acabar con ella definitivamente). Porque para que eso suceda los usuarios tenemos que ver claramente las ventajas (como me ha sucedido a mí con la música). Todas, las tecnológicas, las "logísticas" y, por supuesto, las económicas. Aunque entiendo que también deberemos eliminar algunos prejuicios de nuestras mentes, aquellos que siempre favorecen la resistencia a los cambios, sobre todo en las costumbres más arraigadas.

Lecturas recomendadas