Imagen de perfil de José Luis Sanz
La opinión de
José Luis Sanz

Una cosa es una cosa y otra un camión

imagen por defecto contenido opinión

No soy muy de cine español, aunque reconozco que últimamente tengo motivos para estar más que contento con la llamada 'generación del Terror' (Los Ojos de Julia, El Orfanato, REC, etc.) y, precisamente le escuché decir a uno de esos directores una frase más que interesante en un documental sobre el fenómeno Retro. No hablaba de videojuegos, sino más bien del cine de los 80: Spielberg, Lucas, Coppola, Dante, Zemeckis, etc. Al final del reportaje, uno de ellos salía en pantalla y decía: "Super 8 está muy bien... y puede que me esté haciendo mayor, pero yo me sigo quedando con las [películas] originales".

Eso es precisamente lo que me pasa cada vez que llega un remake, un reborn o un loquesea sobre un juego de hace décadas. Que salvo excepciones, prefiero el original, con todos sus fallos de concepto, ideas caducas por el paso de las décadas o los gráficos con pixels gigantescos. Y si ese relanzamiento es como el Pitfall! que Activision ha perpetrado para iOS... ¡¡más todavía!!

Ayer llegó en la App Store Pitfall!, el clásico de David Crane y Activision que cumple 30 añitos de nada. Yo tan contento. Leí la nota de prensa, me fui a la Store y miré las pantallas. ¡¡Um!!, ni rastro de las imágenes que recordaba en Atari 2600. Bueno, será que ponen las más bonitas para vendérselo mejor a las nuevas generaciones del pixel pero seguro que la versión retro está ahí dentro. Así que lo compré. Total, por 0,79€...

¿Alguno no conoce Pitfall!? Mirad este anuncio de los 80 (con un chaval que hoy día es un actor muuuuuy famoso)...

El arranque del Pitfall! de IOS promete. Aparece el señor Pitfall Harry corriendo, volando agarrado a una liana sobre el logo de Activision de los 80 y luego saltando un agujero en una de sus míticas pantallas de Atari 2600. ¡¡Molaaaaaaaaaaaaaaaaaarg!! Sí. El 'momento horror' fue continuado, desgarrador. Mi grito de placer infinito se convirtió de repente en un retortijón de tripas. Del placer al dolor en menos de 10 segundos. Rara habilidad de una compañía [Activision] que no suele darnos muchos disgustos.

¿Qué había pasado? Que todo ese festival del pixel retro era sólo el arranque del juego. La intro. La excusa para llevar el nombre del Padre. Lo que venía detrás era una especie de juego 3D con cel shading que empezaba a oler a Temple Run. ¡¡A Temple Run!! Que no está mal, pero es que Pitfall! no es Temple Run. Ni Temple Run es Pitfall! Y si una cosa no es la otra, ¿por que el genio/ejecutivo de Activision encargado de celebrar los 30 años de Pitfall! hace que una cosa que es una cosa y presume de serlo sea otra cosa y no lo que es?

Pitfall! para iOS sería en una religión lo que viene siendo una herejía, y según la época podría acarrear la pena de muerte por apedreamiento. Pitfall! en iOS es un insulto a la memoria del clásico, un renunciar a tus orígenes para entregarse con armas y vagajes a los brazos de un enemigo armado con pantallas táctiles. Una piedra tan enorme y pesada que seguramente pasarán 30 años hasta que vuelva a comprarle un juego a los mismos que me acaban de engañar.

Eso sí, espero que al responsable de esta genial idea lo manden a su casa, con un buen cinturón de castidad colocado alrededor de la cabeza para que no dé más ideas en nuevos aniversarios. ¿Os imagináis al tipo este celebrando los 30 años de Out Run? Lo mismo convierte el juego de carreras en un simulador de mesa camilla con su juego de tazas de té y todo...

Por la salvación de su alma pecadora y la de todos nosotros, os pido un último favor. Que juntos recemos tres Pitfall! Nuestros, un Ave Activision y, finalmente, un Rosario del píxel por la memoria de David Crane, de su hijo nacido hace 30 años y de la madre que parió al...

Lecturas recomendadas