Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

E3 2012: Microsoft sin sorpresas...ni nueva consola

imagen por defecto contenido opinión

<p>Siguendo casi al pie de la letra guiones de años anteriores, <b>Microsoft</b> no ha sorprendido con ningún bombazo en forma de nueva consola y se ha limitado a desplegar una batería de juegos ya anunciados y más posibilidades de entretenimiento multimedia.</p><p>&nbsp;</p>

Siguendo casi al pie de la letra guiones de años anteriores, Microsoft no ha sorprendido con ningún bombazo en forma de nueva consola y se ha limitado a desplegar una batería de juegos ya anunciados y más posibilidades de entretenimiento multimedia.

Hace pocos días, alguien de Microsoft me confesó que este es para ellos un año de transición (año entendido desde un E3 a otro) y que sus grandes apuestas en este periodo se ceñían a los Halo 4, Forza Horizon y las nuevas entregas de sagas multiplataforma como Black Ops II o Tomb Raider. Ahora me encaja todo. Microsoft quiere alargar un poco más la vida de 360 y eso implica no hablar de una nueva consola... hasta el próximo E3. Otra fórmula hubiera sido tirar piedras contra su tejado.

Halo 4 es el buque insignia de Microsoft para los próximos 12 meses. Ha quedado claro con el despliegue promocional y colocándo el juego al inicio de la presentación, como en otros años sucedió con Gears of War. El juego va a hacer las delicias de todos los fans de la saga, no solo por el regreso del Jefe Maestro, sino porque se está poniendo todo el empeño en lanzar un juego potente, fiel a la saga pero con capacidad de sorprender. Por ejemplo con unos entornos cerrados muy agobiantes, nuevas armas y enemigos y unas demostraciones gráficas impecables. Tampoco se queda atrás Forza Horizon, que con su nuevo estilo de juego abierto promete dar un giro interesante a la saga.

Otra cosa es Gears of War. En este caso da la sensación de que se ha querido sumar a los dos anteriores una última entrega para 360 de esta franquicia en este "año de transición", y se le ha encargado a otro grupo, sin la participación directa del gran Cliff Bleszinski (al que no se ha visto por allí) ... ni la de Marcus. Un juego por encargo. El verdadero Gears of War 4 será el bombazo de la nueva consola en el E3 del año que viene. 

Claro que estos títulos por si solos lo tendrían complicado sin la inestimable ayuda de las grandes franquicias multiplataforma, como el potente Black Ops II, la angustiosa aventura de Lara Croft (cada vez tiene mejor pinta este Tomb Raider, que incluirá contenidos exclusivos en 360), Resident Evil 6 o el esperado regreso de Sam Fisher con Splinter Cell Blacklist, en el que se ve a la legua la experta y talentosa mano de los creadores de Assassin´s, (al que por cierto ni se le mencionó en la Conferencia) con reconocimiento de voz por Kinect incluido.

Y hablando de Kinect, por fin parece que Microsoft se pone seria con el tema. También lo veremos integrado en juegos de Electronic Arts como FIFA 13 o Madden 13, como elemento imprescindible en Fable the Journey (que recuerda bastante a Sorcery) y participando activamente en las nuevas opciones de conexión y entretenimiento digital que nos propone la consola, sobre todo con la opción de reconocimiento de voz (en la que incluso hubo un guiño al mercado hispano con una breve demostración en español).

Y es que Microsoft sigue empeñada en convertir 360 en el gran sistema de entretenimiento multimedia, que integre música, cine, televisión, deportes y navegación, todo ello en base a potentes alianzas que van desde los más famosos canales de cine hasta la NBA o ESPN, pasando por Xbox Music con más de 3 millones de canciones. Incluso llega a propuestas más complejas, como Kinect Training con Nike + (un Wii Fit evolucionado) o Xbox Smartglass, la opción de tener experiencias multipantalla aplicado a todo, incluidos los juegos, mediante conexiones a Tablets, smartphones y PC´s. Y la llegada, ¡por fin!, de Internet Explorer a Xbox. 

Todo muy bonito e interesante, pero siempre con la sensación de que todo esto está más orientado al mercado americano, y que aquí ni disponemos de los contenidos necesarios ni se tiene la sensación de que suponga una experiencia fácil y directa.

También tuvieron su espacio otros juegos exclusivos de menor calado, como Dance Central 3 (presentado con una interminable performance), Lococycle o Wrecketeer, así como la siempre transgresora propuesta de South Park (en este caso multiplataforma).

Resumiendo, Microsoft quiere que el, más que probablemente, último gran año de Xbox 360 dé lo mejor de sí, apostando por los valores más seguros, como sus sagas exclusivas, las grandes franquicias multiplataforma, la integración definitiva de Kinect y la amplísima, aunque confusa, oferta multimedia. Nada que reprochar, ni nada que sorprenda. El E3 del año que viene será otra cosa.

Lecturas recomendadas