Imagen de perfil de Daniel Quesada
La opinión de
Daniel Quesada

E3 2017 - Dragon Ball FighterZ no ha inventado la rueda

Dragon Ball FighterZ

No os preocupéis por el titular, que no seré yo quien eche pestes de Dragon Ball FighterZ, el nuevo juego de Goku presentado a lo grande en el E3 2017. De hecho, estoy entusiasmado con el título. ¿Peleas 2D de la mano de Arc System Works, los papis de Guilty Gear? ¡Deme 100.000! Todo en el nuevo juego de Dragon Ball Z parece fabuloso, desde el sistema de lucha (más cercano a un Street Fighter que a un juego típico de la safa) hasta sus espectaculares gráficos. ¡Hasta ha convencido a mi compi David Martínez en su avance de Dragon Ball FighterZ, y eso que él no es nada "believer" en la saga!

Sin embargo, hay un aspecto del juego o, más bien, de la percepción general del juego, sobre el que me gustaría reflexionar. Se han mostrado montones de gameplays y, como decimos, nosotros mismos hemos podido catarlo en el E3 2017. Por tanto, ya se ha visto la práctica totalidad de los movimientos disponibles para Goku, Gohan, Vegeta, Freezer, Cell y Boo. A raíz de eso, muchos fans y compañeros de prensa se están haciendo eco del increíble parecido de las animaciones con respecto a las ilustraciones originales del manga. Vegeta da patadas exactamente igual, Gohan Super Saiyan 2 lanza el mismo puñetazo que en la pelea contra Cell... Y estoy de acuerdo, son idénticos. El "problema" es que eso no supone ninguna novedad desde los tiempos del primer Dragon Ball Z Budokai.

Ya en el primer Dragon Ball Z Budokai encontrábamos escenas de corte que, teniendo en cuenta las limitaciones de PS2, prácticamente calcaban lo que sucedía en el anime (esa pelea de Vegeta contra Cell en su primera transformación o la batalla de Namek) e incluso desde ese juego ya veíamos cómo los super movimientos e incluso buena parte de los combos "normales" ya eran idénticos al manga. ¿Cuántes veces habremos enlazado un combo con Goku que culmina con la proyección doble de energía que lanzaba en Namek a Butter y Jeice?

Aquí van algunas muestras. Esto es de la saga Budokai, con más de 10 años a sus espaldas:

Bardock Dragon Ball Z  Budokai

Y aquí cómo se veía en al película original de El último combate:

Bardock 2

Otro ejemplo, ya en la época de los Xenoverse. Napa ejecutando su icónico ataque Volcano (esto es en plena partida, no en una escena de corte):

Nappa 2

Y aquí la imagen original del anime:

Nappa 1

Vamos, que si por algo se han caracterizado los juegos de Dragon Ball desde su salto a las 3D ha sido, precisamente, por calcar los movimientos y escenas originales. Por tanto, me sorprende que ahora todo el mundo esté maravillado por lo parecidos que son los movimientos en Dragon Ball FighterZ (que lo son), cuando es algo típico de la franquicia desde hace mucho tiempo. Lo mismo sucede con el modelado: muchos están pasmados ante lo parecidos que son los modelos de los personajes (que, de nuevo, lo son), pero sinceramente no veo tanta diferencia desde los tiempos de los Dragon Ball Xenoverse, que han ejecutado un trabajo espectacular en ese sentido.

En definitiva, no busco echar tierra sobre lo nuevo de Arc System Works (reitero, estoy que me muero del hype por tenerlo), pero sí quiero hacer justicia con los juegos anteriores que, aun con sus imperfecciones, han hecho muchísimo por los fans de Dragon Ball, los de siempre, los que han seguido ahí contra viento y marea.

En otras palabras, Dragon Ball FighterZ parece el premio a una trayectoria de 15 años experimentando con la lucha 3D de los saiyans, pero no debemos sorprendernos de que se haya logrado una maravilla así. Para conseguirlo, otros títulos han tenido que dar "pequeños grandes" pasos.

Lecturas recomendadas