Imagen de perfil de Alberto Lloret
La opinión de
Alberto Lloret

EA Access y ¿el final del formato físico?

imagen por defecto contenido opinión

Se llevaba rumoreando desde el pasado E3 y ha sido esta pasada noche cuando por fin saltó la liebre: EA acaba de oficializar “EA Access”, un nuevo servicio de suscripción que da acceso ilimitado a una serie de juegos y un 10% de descuento en productos digitales de EA, ya sean nuevos títulos completos o DLC. Así, al acceder al servicio desbloqueamos “El Almacén”, donde estarán disponibles una serie de títulos, a los que podremos jugar de forma ilimitada mientras tengamos activa la suscripción.

Durante la fase de pruebas, que comienzan hoy en todo el mundo, se podrá jugar de forma ilimitada a FIFA 14, Madden NFL 25, Battlefield 4 y Peggle 2, a los que se sumarán otros títulos próximamente. Pero sin duda, una de sus bazas más atractivas es el acceso anticipado, hasta 5 días antes de su lanzamiento, a los nuevos lanzamientos de la compañía. Imagina por ejemplo Dragon Age: Inquisition. Avanzas en su trama, te gusta y, aparte del 10% de descuento en la compra digital, conservas tu partida guardada, para no tener que volver a empezar de cero.

Todo por 3,99 euros al mes, o si optamos por comprar una suscripción anual, por 24,99 euros. No es mal precio, sin duda, pero hay ciertos interrogantes y estrategias que, o no me gustan o no termino de ver. Quizá será mi mentalidad “a la antigua”, pero siempre que puedo, prefiero el formato físico, tanto por coleccionismo como por poder jugar con estos títulos como y cuando yo quiera, como si es dentro de 5 años –que, a lo mejor, para entonces el servicio ya ni existe o ya no están esos juegos-.

Por un lado, “El Almacén” puede convertirse en el pozo de los juegos “viejos” o de segunda fila de la compañía. Con FIFA 15 a punto de salir, imagino que la gran mayoría saltará a la nueva edición y ¿para qué seguir jugando a FIFA 14? Lógicamente, no incluirán los últimos lanzamientos, o al menos no todos, porque en cierto modo sería tirarse piedras contra su propio tejado y menguar las posibles ventas. De igual modo ¿será como PS Plus o Games with Gold y los juegos de "El Almacén" se irán renovando cada X tiempo o la lista no menguará e irá en aumento?

Otro de los problemas que veo es el acceso limitado. Para empezar, por ahora solo está previsto para títulos concretos de la compañía (FIFA 15, NBA Live 15, Madden NFL 15, NHL 15 y Dragon Age: Inquisition), a los que se podrá jugar “durante un tiempo limitado”. Así que, para empezar, si no te van demasiado los juegos deportivos, como es mi caso, esta opción tampoco es de lo más atractiva. Tampoco se indica el baremo de tiempo que podremos jugar. Imagina que es solo una hora, o cuatro partidos a FIFA 15… ¿Y supondrá este acceso anticipado el final de las demos de toda la vida? Demasiadas dudas...

Y aún hay más: desde hace unos años, EA afirmó que se iba a centrar en calidad más que cantidad, por lo que, el último trimestre del año habría bastantes títulos de acceso anticipado y el resto del año muchos menos (habría que esperar hasta Battlefield Hardline). Eso sí, si eres de los que accedes a servicios como Battlefield 4 Premium, compras de forma habitual cromos de FIFA Ultimate y otros contenidos digitales, entonces este servicio por suscripción te puede suponer una ventaja real. Pero como digo, no es mi caso.

Lo que más me preocupa de todo esto es el mensaje que subyace por debajo de las intenciones de este servicio: el interés por acabar con el formato físico pronto, por la vía rápida. Las compañías quieren que tendamos a lo digital lo más rápido posible, y EA Access es una muestra de ello. Para ellos es un enorme ahorro en costes: se liquida de un plumazo la fabricación del producto en formato físico –caja, disco, manual…-, los costes de distribución, el margen de la tienda… Pero, aún con todo, seguimos con el problema de siempre, el que parecen no entender o no quieren ver: el precio del juego digital.

Si EA o la compañía que sea no tiene esos costes de producción, no los pueden seguir repercutiendo al comprador final, como está sucediendo actualmente en todas las tiendas digitales de consola, ya se llamen PSN, XBLA o e-Shop. No tiene ningún sentido seguir cobrando 60 euros por un juego digital cuando en tienda lo puedo encontrar, por regla general, más barato. Mientras que no cambie eso, el 10% de descuento de EA Access en la compra digital seguirá careciendo de sentido, porque seguro que un juego digital de 60 euros lo puedo encontrar más barato en una tienda física, donde hay más competencia y el consumidor es el que acaba saliendo beneficiado. Y mientras que así sea, yo por ahora diré no a lo digital…

Lecturas recomendadas