Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

El escándalo Resident

imagen por defecto contenido opinión

No quería escribir esta entrada. La verdad es que sólo lo hago por alguno de vosotros, que me ha dicho que defendiese mi nota. Pero antes de continuar, será mejor que os ponga en antencedentes. He puntuado Resident Evil 6 con un 92, mientras que parte de la prensa especializada lo ha castigado severamente (Destructoid le puso 3/10 y Gamespot 4.5/10) y otra parte lo ha alabado (GameInformer le puso 88 y NZGamer 9.5). Esto no tendría la mayor importancia si no  hubieran empezado a hacerse eco de ello otras webs españolas, tratando de ganarse reputación de “estrictas”. Incluso pusieron en marcha una campaña de descrédito por twitter, de la que luego se han disculpado públicamente.

Al final, lo que ocurre es que cada uno ha puntuado el juego en la medida que lo disfrutó. Algunos lo castigan porque ya no es un “survival horror” y otros lo premian por su diversión o aspectos técnicos. A mí sí me ha gustado, mucho. Y valoro que no se tome en serio a sí mismo. Los que estuvisteis en el Resident Evil Day pusísteis discutir mi argumentación.

De cualquier modo,  esto me sirve para investigar un fenómeno que me llama mucho la atención. Esa gente que pasa de amar una cosa, a odiarla con todas sus fuerzas. Los que creen que El Episodio I es la peor película de la historia, pero aman Star Wars, los que ponían un 10 a Modern Warfare 2 y un 0 a Modern Warfare 3, o aquellos que no consideran Alien Resurrection como parte de la saga (o Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal). El caso es que existe una explicación psicológica para todo esto.

Cuando una persona ama demasiado lo que sea, un juego, un disco o una película, se siente propietario de ello. En ese punto, no tolera  que cambien su esencia, y tampoco tiene en consideración a los demás ususarios que se “suman a la moda”. Cualquier alteración, hace que pase a odiarlo, con la misma fuerza que antes lo disfrutaba. De ahí el paso del sobresaliente al suspenso.

Internet ha democratizado la opinión. Todo el mundo puede escribir sobre lo que quiera, y todas las opiniones son igualmente válidas. No tiene sentido ir desacreditando a unos o a otros. Así que será mejor que nos acostumbremos a puntuaciones así de polarizadas, y a distinguir qué es análisis y qué es despecho. De momento, en menos de una semana, ya es el juego con más unidades distribuidas en la historia de Capcom.  

Lecturas recomendadas