Imagen de perfil de Jesús Delgado
La opinión de
Jesús Delgado

Escuadrón Suicida - ¿Un Óscar merecido?

Escuadrón Suicida - ¿Un Óscar merecido?

Escuadrón Suicida ha ganado un Óscar, pero ha sido al mejor maquillaje. En este artículo de opinión llamamos al orden acerca esta controvertida entrega de premios, exponiéndoos por qué esta galardón no es tan

"¡Dios mío! Escuadrón Suicida ha ganado un Óscar el mundo se acaba", habrá dicho más de uno. Aunque lo más posible es que otros hayan dicho "Muahahahahaha, chupáos esta Marvel Zombies, DC-1, Marvel-0". Otros, los menos (espero, aunque no pondría la mano en el fuego, habida cuenta de cómo están las cabezas) habrán pensado ya en el flujo de maletines y sobre entre Warner Bros. y la Academia.  Y luego estarán los críticos rancios, con olor a pipa y Soberano, que dirán que no saben cómo una película del género "de las capas y las mallas" ha ganado ese galardón. 

¿Necesitas saber cuáles fueron los ganadores de la 89 edición de los Óscars? Aquí tienes todas las categorías y ganadores de los Óscars 2017

Claro que seguramente los últimos digan esto porque olvidan que la relación entre los Óscars y los superhéroes no comenzó precisamente ayer. De hecho, Superman (1978) fue la primera del género en lograrlo por sus efectos especiales, al igual que Spider-man 2 (2004). Y si nos ponemos a buscarle los tres píes al gato, echando cuenta veremos que Heath Ledger ganó el Óscar póstumo por su Joker de El Caballero Oscuro (2008). 

Yo, por mi parte, esta noticia me la he tomando con calma y con un alzamiento de hombros.  Y es que me parece que el revuelo de este premio nada que tiene que ver con el verdadero escándalo de esta edición, que ha protagonizado la mayor parte de los memes de Internet de los Oscars 2017: que el Óscar que iba para Moonlight pero que casi se le ha dado a La-La-Land. Eso sí que ha traído cola y, como apuntaba un colega de otro medio en su Facebook, ha convertido a los espectadores de la gala en parte y testigos de la historia, al haber podido presenciar este equivoco que también ha hecho correr ríos de tinta y de tuits. 

Más no nos vayamos por los cerros de Úbeda. A lo que iba,  que le den Óscar a Escuadrón Suicida, no ha dejado indiferente a mucha gente pero parece que también se está olvidado que se trata de un premio, un reconocimiento, a un solo aspecto de la película: su maquillaje. Repito: se ha premiado el maquillaje. No estamos hablando del Óscar al mejor director, mejor guión original, ni tampoco mejore actriz o actor de reparto. Premios que en general suelen determinar la calidad del filme "de cara a la galería" y que automáticamente convierten a una película en "buena" porque unos entendidos en Los Ángeles así lo dicen. 

Con esto no le quiero quitar mérito al premio, pero sí ofrecer un poco de perspectiva.Estamos hablando de un aspecto estético, capital para una película (sobre todo si es de tema fantástico o requiere), pero no determinante para su calidad en otros aspectos en los que ha sido duramente criticada. Con o sin Óscar al mejor maquillaje, Escuadrón Suicida como producto, sigue siendo tan ponzoñosa o tan maravillosa como sus detractores y defensores quieran. Siendo justos, ahora mismo apenas recuerdo haber leído en su momento a nadie decir aquello de "Vaya ***da de maquilaje, el Joker de Jared Leto apesta por ese maquillaje" (que no por su doblaje) o "Ese Killer Croc, mejor que si lo hubieran hecho por CGI". No, amigos, no nos engañemos. Escuadrón Suicida tiene un Óscar, pero eso no cambia que tenga otros puntos fuertes y débiles.  

Ojo, en lo que a mi respecta, Escuadrón Suicida sigue sin gustarme y considero que tiene más flaquezas que fortalezas. Incluso más de medio año después. sigue dándome ardor de estómago como producto, por temas en los que no entraré para no aburrir a los lectores con los gruñidos de un fan enfandado. Para mí, el hecho de que la Academia le haya dado un Óscar, reconociendo la labor de su equipo de técnicos de maquillaje, no endulza la opinión que tengo de ella en lo tocante a las carencias que en su momento le detecté y señalé. 

Más bien, creo que debemos entender que lo que el Óscar hace es aplaudir el trabajo de una serie de personas dentro de su producción. Y es que, recordemos, una película al final es una suma de elementos. Todo filme tiene partes muy malas, podridas a veces, otras mediocres o normal y otras muy brillantes. Es difícil encontrar una película que incluso siendo lo que se dice "mala" no tenga algo positivo. Y Escuadrón Suicida no está exenta de esto. De hecho, en este aspecto se debe entender como que a una película controvertida y bastante vapuleada, los responsables de la Academia han sabido ver algo de oro entre la inmundicia y las críticas virulentas. 

Nadie diría cuando se estrenó que Escuadrón Suicida ganaría un Oscar. Esta fue nuestra crítica

Y, oye, el hecho de que Escuadrón Suicida tenga un Óscar por otro lado, tampoco debería resultarnos extraño. La película, independientemente de lo que nos guste o no a sus detractores ha cumplido su objetivo: hacer dinero en taquilla. Unos 745 millones de dólares en todo el mundo, según dicen. Así que si ha convencido a tanta gente, no debería tampoco extrañarnos que a supuestos entendidos en cine les haya cuajado. A menos, claro que creamos en las conspiraciones y los maletines. Pero eso mejor ya discutirlo en Cuarto Milenio y programas dedicados a temas similares. 

Ahora, dicho esto vamos a la cuestión del titular. ¿Considero que es un Óscar merecido? Diré que no lo creo. Pero habida cuenta de la competencia presentada por los otros nominados para Oscars 2017 en esta categoría, Un hombre llamado Ove y Star Trek: Más allá, tampoco me extraña. En ambos casos, tenemos dos filmes con características y elementos brillantísimos, pero no sabría decir hasta qué punto el maquillaje es lo mejor de ellos. Muy a pesar, eso sí, de que considere que en la tercera de Star Trek el maquillaje sea una parte importante, ojo.

Cuesta decidir si estas otras dos opciones presentan una competencia real de algo que podamos tomar como sorprendente o excelente. De ahí que, pueda entender que entre las tres opciones que tenían, al final se decantaran por premiar el trabajo de Alessandro Bertolazzi, Giorgio Gregorini y Christopher Nelson en esta historia de supervillanos. Dentro de las películas presentadas este año, ninguna era innovadora en lo tocante a este campo y solo Escuadrón Suicida había generado ruido suficiente como para que esta categoría acabase siendo de la atención de los "académicos". Sobre todo porque si algo tiene la película de David Ayer es espectáculo, que es donde destaca el campo del maquillaje, siendo incluso visualmente más potente que la citada "Star Trek 3", la cual me parece en comparación un producto más elaborado, ojo. 

En conclusión, ni es el fin del mundo, ni Escuadrón Suicida se ha redimido unilateralmente. Sus detractores la vamos a seguir aborreciendo y sus defensores seguirán sacando pecho por ella y más ahora que tiene una estatuilla. Y los puñales y los duelos de ego seguirán sucediéndose en los foros de Internet y todo seguirá como antes de este Óscar. 

Por mi parte terminaré diciendo que lo que sí considero una injusticia, y bien gorda, es que no se diera un Oscar al reparto por su paciencia aguantando a Jared Leto y sus ínfulas, las cuales dicen por ahí que trascendieron la línea profesional del actor de método para acabar de convertirse en un dolor de cabeza para tanto elenco como equipo de producción. ¡Óscar a la mayor paciencia ya, he dicho!

 

 

Lecturas recomendadas