Imagen de perfil de Óscar Díaz
La opinión de
Óscar Díaz

Gabriel Belmont: "No hablo españolo"

imagen por defecto contenido opinión

Si me preguntan qué me parece el doblaje de Castlevania Lords of Shadow, sólo puedo responder que es una… ¡Obra maestra! Como decía Carlos Pumares en sus tiempos de Polvo de Estrellas y los especiales del Monolito. Reconozco que las voces y la interpretación me ayudan a sentirme en la piel de Gabriel Belmont y que sufro cuando se pasa de la raya o me emociono cuando supera alguna dificultad.

Parece asentada la idea de que los mismos que doblan las películas se dedican a hacer lo propio con los videojuegos. Pero ejemplos contrarios no nos faltan… Carlos Latre, sin ir más lejos, se ha atrevido con el mayordomo de Fable III. El productor y presentador de televisión Víctor Sánchez hizo su aparición en Halo 3 (versión española) junto a Carlos… más conocido como Clopezi (siento no haber podido ir a la cena de GAMEFEST). Incluso un fan que gritaba mucho ha tenido sus frases y momentos de gloria, más que apreciables, en Halo Reach. Para una lista de personajes famosos convertidos en dobladores de videojuegos, tenemos un especial en Hobbynews.es, con lo que no me voy a extender en esto.

No quiero decir con esto que no haya profesionales dedicados en cuerpo y alma al doblaje de videojuegos en España, sino que este campo se ve de una forma muy diferente aquí y en otros países. Hay excepciones, con Ramón Langa en algún papel que otro, y verdaderos casos que no se nos borran de la memoria, Metal Gear Solid

Lo que quiero expresar es mi negativa a admitir la situación del doblaje de videojuegos desde un único punto de vista. Hay muchos factores, no sólo el presupuesto, que influyen en el resultado final. Pero también hay verdaderos momentos de heroísmo que conviene recordar, uno de ellos, muy relacionado con Castlevania Lords of Shadow.

Déjalo, que nos encargamos nosotros

Cuentan las malas lenguas que... érase una vez un juego de Mercurysteam, que llegó después de Scrapland y antes de Lords of Shadow. Sí, hablo de Jericho. Los encargados de su producción, a nivel internacional, eran Codemasters. Una empresa potente, internacional, con títulos más que conocidos y que conocían el mercado. Pero, también, con un equipo como Mercurysteam encargado de hacer algo diferente. Entre medias, estaba Clive Barker, pero eso no cuenta en este caso.

¿Cómo podía ayudar Codemasters a Mercurysteam para que su título estrella llegara a tiempo, con versiones para una PS3 que nacía en esos momentos, una Xbox 360 con un gran nivel y un PC con potencia de sobra? Pues quitándoles trabajo… por ejemplo, encargándose del doblaje a todos los idiomas posibles. Lógico, ¿verdad? Y así lo hicieron.

El tiempo pasó, Jericho estaba casi listo y… en Mercurysteam recibieron las voces del estudio internacional que había hecho el trabajo. No debió ser muy del agrado de Enric Álvarez y compañía, ya que, según se cuenta, sacaron dinero de su banco (creo que unos 30.000 euros…) e hicieron un viaje a Barcelona. La cuna del doblaje, donde tradicionalmente se han hecho los mejores trabajos del sector, antes de cierta desbandada a lugares como Madrid o Galicia. Textos en mano, los responsables de Jericho recuperaron a profesionales que ya demostraron su arte en Scrapland y volvieron con un trabajo excepcional en tiempo record. Apenas unos días.

Sólo hay que hacer cuentas y pensar friamente...

Para entender la situación del doblaje de videojuegos en España, cuando hay por medio una compañía internacional que pone los recursos para la producción, basta con este sencillo ejemplo que tenemos tan cercano. También conviene tener en cuenta el número de unidades vendidas por las distribuidoras de aquí, que son las que cuentan para pagar la factura del estudio de doblaje, así como el trabajo de los técnicos y programadores que integran las voces en los juegos.

Un idioma más supone que un juego necesita más tiempo para llegar a las tiendas y empezar a amortizar la inversión. Las voces con una calidad por debajo de la esperada son también motivo para críticas de todos los colores. Un segundo DVD, en el caso de Castlevania Lords of Shadow para Xbox 360 es un gasto extra que puede elevarse si se incluye más de un idioma hablado en el juego. Si ponemos las voces en castellano para el juego en España, también habrá que hacer lo propio con las francesas para Francia, las alemanas para Alemania y el resto de mercados con ventas superiores al de los chicos y chicas de Mercurysteam. Porque, no se trata de dividir los gastos entre todo el que hable español y quiera el juego en su lengua, sino entre todos los que van a dejarse sus ahorros en amortizar ese trabajo.

¿Por qué defiendo la postura de Mercurysteam, que no tiene por qué ser la de Konami? Porque le he dedicado muchas horas a su último juego y me ha recompensado como pocos lo han conseguido en los últimos años. ¿Qué Enric es una persona cercana aunque se codee con Hideo Kojima o Clive Barker? También es cierto, pero eso no quita que en su espectacular carrera como desarrollador de videojuegos cuente con momentos para recordar y presumir de ellos. Sus excentricidades (entre sus camisetas y las de Cliff Bleszinski… o decir que si a Doom 3 le quitas el Bump mapping es una mierda), sus charlas interminables e incendiarias, la forma en que habla de sus jefes (ni Kojima le achanta) y los juegazos que le quedan por darnos son parte de lo mejor que tenemos, que no es poco, en una industria venida a menos por estos lares. Ojalá Castlevania Lords of Shadow sea un éxito comercial y a alguien le de por poner dinero para que algún día llegue con un doblaje al castellano, pero ojo, a la altura que se merece.

Lecturas recomendadas