Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

"Gamelab" y los frikis

imagen por defecto contenido opinión

Aún andamos con la resaca del Gamefest. Una resaca de las buenas, porque aunque es evidente que hay elementos que mejorar, ha sido un paso de gigante para el mundo de los videojuegos en este país. Ahora bien, su repercusión fuera de los círculos relacionados con ellos fue, cuando menos, dispar...

Ha sido la primera feria de videojuegos (al menos de esta dimensión) que se ha celebrado en España. Y, casi sin quererlo, he realizado un estudio acerca de la repercusión que ha tenido fuera de los ámbitos en los que trabajamos y/o somos aficionados a ellos. Y aunque el resultado de este particular, personal e improvisado estudio ha sido más que satisfactorio, no me queda ninguna duda de que aún hay mucho camino por recorrer. Para que obtengamos el prestigio y el reconocimiento de otros menesteres, quiero decir.

Os cuento los pormenores de este estudio. En primer lugar, he comprobado con no poca alegría que la celebración de este evento fue del conocimiento de gente sin apenas relación con los videojuegos. Amigos y conocidos me comentaban -con mayor o menor acierto- que había llegado a sus oídos que habían montado una feria de "lo mío", de los "jueguecitos". Bueno, no es poco que al menos la gente sepa que la feria existe... aunque no le dé la misma importancia que a un festival de cine, por ejemplo.

En segundo lugar tenemos la repercusión en los medios de comunicación no especializados (vamos, televisiones, radios y periódicos nacionales). Y aquí ha habido de todo. Es cierto que todos le dieron cobertura -mayor o menor- aunque el tratamiento casi siempre fue más anecdótico que serio. Pero la palma se la llevó una emisora de radio, de cuyo nombre no quiero acordarme (ah sí, la SER) que en su programa de la tarde, el mismo día en el que empezaba la feria, recogió la celebración de este evento de la siguiente forma (resumo): uno de los locutores del programa, encargado al parecer de contar las citas culturales y de ocio del fin de semana en Madrid,  explicó que durante esos tres días se iba a celebrar la "Gamelab". Se ha confundido, pensé yo. Pero no. Es decir sí, pero no de forma puntual. Continuó refiriéndose al GAMEFEST como Gamelab durante toda su exposición. En total casi una decena de veces. Y mientras, el verdadero nombre de la feria brillando por su ausencia. Pero no contento con ello fue más allá, describiendo la feria como "una reunión de frikis". 

En fin, ganas no me faltaron de intentar ponerme en contacto con el programa y corregir a este individuo pero opté por una escéptica resignación. Sí, todavía nos queda mucho por andar. Por desgracia esto no nos sorprende, y seguro que la mayoría de los oyentes ni se dio cuenta, pero el programa se habría inundado de llamadas si a este personaje se le ocurre hablar de ARCO (Feria internacional de Arte Contemporáneo) como una reunión de piraos por cuatro brochazos que nadie entiende. Y más, si en vez de ARCO le da por llamarla, por ejemplo, ARTO.

Está claro que los videojuegos siguen sin estar considerados como se merecen, a pesar de las ingentes cifras de facturación. Culturalmente siguen siendo algo menor para muchas personas. Supongo que ese es el problema de que las administraciones no pongan todo su empeño en apoyar el desarrollo de juegos en España o la lucha contra la piratería, por mencionar dos de nuestras asignaturas pendientes. Ojalá la celebración de un GAMEFEST mejor cada año ayude a que todo esto cambie.

PD. Fue un placer encontrarme con muchos de vosotros allí.

Lecturas recomendadas