Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

Guerra de consolas y móviles

imagen por defecto contenido opinión

Ni siquiera ha salido aún Wii U y la guerra de declaraciones, afirmaciones -con y sin fundamento- y apuestas varias sobre las presentes y futuras consolas se ha desatado definitivamente. En el caso de los móviles, hay batalla en los tribunales... y en la publicidad.

Se avecina una campaña de navidad interesante y polémica. El inminente lanzamiento de Wii U y el hecho de que aún no se sepa nada concreto sobre las nuevas consolas de Sony y Microsoft está dando pie a todo tipo de declaraciones. La última proviene de John Koller, vicepresidente de marketing de hardware de Sony, que no solo cuestiona la potencia de Wii U, sino que va más allá y pone en duda que su experiencia sea novedosa. Y a la vez deja caer, sin aclarar en qué se basa, que los usuarios de Xbox 360 cada vez están más interesados en PS3...

En la misma línea, desde Sony se afirma una y otra vez que no tienen ninguna prisa en dar el salto a la nueva generación, y el anuncio de la nueva PS3 Slim en el Tokyo Game Show -que ha sido recibido con disparidad de opiniones- así parece confirmarlo.

Y la cosa sigue... Tecmo nos cuenta que la CPU de Wii U es algo inferior a la de PS3 y 360 aunque es capaz de ofrecer gráficos superiores.

Para terminar de liarla hay quien está seguro -léase Nvidia- que sea como sea la próxima será la última generación de consolas.

Y mientras, los hechos son así de contundentes: En USA, Wii U está agotando todas las reservas en las cadenas de tiendas más importantes.

Mi lectura es que entre la delicada situación económica actual y la incertidumbre acerca del futuro del ocio tecnológico se está produciendo un incipiente nerviosismo sobre cuál es la estrategia a seguir. No en Nintendo, que ha tirado por el camino del medio y confía plenamente en su producto (y por lo visto en USA, los usuarios también). Sin embargo Microsoft y sobre todo Sony transmiten una sensación de no tener muy claro qué hacer. ¿Damos el salto ya antes de que Wii U nos coja una ventaja que no podamos recuperar, como ha sucedido en esta generación? ¿Nos esperamos y exprimimos nuestras actuales consolas, a la espera de ofrecer un producto realmente innovador y potente que revolucione el mercado cuando pase el temporal de la crisis? La respuesta es complicada...

Me da que de aquí al lanzamiento de Wii U declaraciones similiares a las que os mencionaba al principio irán aumentando. Y serán los hechos los que pongan a cada uno en su sitio. PS3 Slim es sin duda un golpe de efecto para frenar un previsible éxito de Wii U y no está claro que vaya a conseguirlo. Y mi apuesta es que Microsoft no se va a contener mucho más y dará noticias importantes en breve, como muy tarde justo después de la campaña de Halo 4. Y entonces Sony sí que estará ante una situación compleja...

Mientras, la guerra de los móviles sigue su curso. No me resisto a dejaros con este vídeo del anuncio del Galaxy III que se mofa de las prestaciones y el tipo de usuario de iPhone 5 (impagable la escena del chico que está guardando la cola... para sus padres). Es la respuesta de Samsung a Apple ante su derrota en los tribunales. Y en realidad no deja de ser el equivalente de lo que está ocurriendo en el intercambio de afirmaciones con el que comenzaba esta entrada. ¿Os imagináis que también en las consolas entraran en esta guerra publicitaria como en los buenos tiempos de Sega y Nintendo? Lo pasaríamos bien, no lo dudo...

Lecturas recomendadas