Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

Ha nacido una estrella

imagen por defecto contenido opinión

Supongo que los afortunados que probaron 3DS en el E3 tuvieron la misma sensación que cuando yo hice lo propio con Wii. Descubrir una nueva forma de jugar es siempre un placer inmenso. Darse cuenta de que te encuentras en mitad de un momento revolucionario... eso no tiene precio.

Por eso cuando el señor Iwata mostró la nueva 3DS, brazo en alto, en mitad del escenario, con el público de la conferencia rendido a sus pies, a mi al menos me recorrió un escalofrío. La puesta en escena era bestial, tan sugerente e hipnótica que me imagino a millones de personas con los ojos abiertos de par en par, sin pestañear porque el que pestañeaba se lo perdía. Como una final de un Mundial… con España de por medio.

 

La locura comenzó a desatarse en ese momento. El que pensaba que sólo se podía acceder a las 3D con un equipamiento de lujo para estos tiempos de crisis: tele 3D, gafas activas, software específico... se llevó un buen susto. O una alegría, según se mire.

Queda camino por delante pero el primer objetivo está conseguido. Dicen los que la han probado (yo lo haré en breve, no lo dudéis) que el efecto de las 3D es insuperable, sorprendente, inmersivo. Así debe ser cuando las mejores compañías de juegos del planeta preparan sus hits para redondear una máquina perfecta: de Final Fantasy a Resident Evil, de Metal Gear a Mario Kart…

Parece que el diseño de 3DS aún no es definitivo. Puede que el nombre tampoco. Se oye en algúnos círculos bien informados que le van a poner Nintendo eslaleche3D.

Lecturas recomendadas