Imagen de perfil de Daniel Quesada
La opinión de
Daniel Quesada

¿Has hecho los deberes?

imagen por defecto contenido opinión

<p>Bueeeeno, queda menos de una semana para volver a viajar a la "city of angels", urbe rara donde las haya, en la que no eres nadie si no tienes "buga" y donde una calle puede ser la frontera entre la pobreza más absoluta y una caravana de chicas pijas patinando en bikini. Sí, Los Angeles es una ciudad de contrastes, pero su zona con más variedad por metro cuadrado es esta:</p><p>&nbsp;</p>

Bueeeeno, queda menos de una semana para volver a viajar a la "city of angels", urbe rara donde las haya, en la que no eres nadie si no tienes "buga" y donde una calle puede ser la frontera entre la pobreza más absoluta y una caravana de chicas pijas patinando en bikini. Sí, Los Angeles es una ciudad de contrastes, pero su zona con más variedad por metro cuadrado es esta:

Ya lo conocéis, ¿verdad? Es el Convention Center, al ladito del estadio de los Lakers. En él tiene lugar el E3. Algunos de vosotros penseréis que basta con vivir en L.A. o que, como a nosotros, alguien "afloje la guita" del viaje para entrar al E3. ¡Un sueño hecho realidad! Pues no, amigüitos, la realdiad es bastante más complicada. Para poder entrar en la feria en condiciones, hay que hacer los deberes primero.

El primer paso es conseguir la visa. Por si no habéis ido nunca a EEUU, resulta que en ese país rigen unas medidas de seguridad especiales. Antes de ir para allá, hay que rellenar por Internet el llamado formulario ESTA en el que, básicamente, confirmas que no vas para allá para buscar curro o atentar contra el Presidente (supongo que los de aduana se partirán la caja cuando alguien confirme que SÍ va para allá con ganas de matar al presi). Sin haber rellenado la ESTA con, al menos, 3 días de antelación, NO puedes entrar en el país. Pero ojo, que una vez allí, los simpáticos agentes de aduanas te harán otra tanda de preguntas. ¡Advertencia para periodistas novatos! Si te preguntas "what´s the purpose of your stay in USA" no digas "I´m a periodist". Primero, porque no se dice "periodist" sino "journalist" y segundo porque te pueden hacer pagar pasta. Sí, a los plumillas se les cobra por entrar, así que mejor dí queres charcutero.

Luego, hay que conseguir la acreditación para la feria. El E3 no está abierto al público general, así que has de demostrar que eres un periodista (¿le harán esa prueba a Mila Ximénez o Lidia Lozano?), enviando una ID de prensa y una página de tu revista donde hayas escrito un artículo. Claro, cuando el pobre Justo, nuestro cámara, ha de acreditarse, no tiene forma de hacerlo, porque él no firma nada, solo graba. No problemo, al final se les convence.

Después, toca cuadrar citas con cada una de las distribuidoras. La feria suele durar 3 días y pico (el "pico" es por las conferencias), así que en ese espacio has de distribuirte todos los juegos que interesen de entre los centenares que se muestran allí. Además, has de reservar algún hueco para tomar fotos de los stands, los famosos que puedas pillar por banda... ¡Ah! Y seleccionar a qué compañías vas a visitar en plan "politiqueo", para ver si se tiran el pisto con alguna presentación exclusiva. Porque esa es otra, además de los juegos normales, están los "VIP".

Colas como esta (que pueden ser de más de una hora) solo se pueden salvar si has tenido vista, has sonsacado a las distribuidoras que títulos sorpresa guardan en la manga y has concretado alguna cita especial con un par de semanas de antelación. En una feria en la que, literalmente, cada media hora has de correr de un pabellón a otro para ver el siguiente juego, has de hacer todo lo posible por evitar esperar con la "plebe".

Este año, como podéis ver en la cabecera del blog, repetimos visita al E3 Paco Delgado y yo, pero además se une José Luis, harto de que solo nosotros probemos las hamburguesas del Johnny Rocket (¿os he hablado ya de esos restaurantes? ¡son la monda!). Por ello, hemos de compatibilizar nuestras agendas y, según el caso, intercambiarnos citas para que a todos nos dé tiempo a todo: cubrir el evento con lo necesario para cada revista, pero también para Hobby News, en donde hay que informar prácticamente en tiempo real con tweets, videos, notis y lo que se tercie. Nos estamos planteando que, para teclear a toda pastilla, podríamos ponernos unos dedos robóticos como los que salían en Ghost in the Shell:

 

Todo lo cual nos lleva a que, antes de ir hay que planificar bien de qué queremos hablar y cómo vamos a hacerlo. ¿Preparamos un formato de video que repitamos cada día? ¿Vamos subiendo pequeñas "perlas" de unos segundos o hacemos resúmenes largos? ¿Las entrevistas, las doblamos o las subtitulamos? ¿Sacrificamos un eventos molón que dura dos horas por ir a ver cuatro juegos de media hora cada uno? ¿Qué material de trabajo nos llevamos? ¿Basta con un portátil normalillo o hemos de pedir al departamento de sistemas uno que nos permita editar videos, además de una Blackberry par poder mensajearnos al vuelo? ¡Por cierto, la Blackberry hace falta pronto, que hemos de pasar su número a los representantes de prensa de cada una de loas compañías!

 

En fin... como veis, hay muuuucho trabajo que hacer antes siquiera de que empiece la feria. Un mes antes ya estás dedicado en cuerpo y alma al E3. Pero luego queda ir allí y hacerlo todo... Y luego, volver con jet lag, correr a la oficina y escribir el chorro de páginas del reportaje... De verdad, a veces uno se pregunta por qué podría nadie tener ganas de ir al E3...

 

 

Ah, sí; por eso. ¡Casi se me olvida! ¡Juer, cómo mola el E3!

Lecturas recomendadas