Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

Japón, la 3DS y el efecto rebote

imagen por defecto contenido opinión
 

La 3DS se está saliendo en Japón. Ha cerrado el año con números de record: 4.300.000 consolas vendidas, según datos publicados por la web 4GAMER. Son noticias inmejorables, sobre todo teniendo en cuenta los ajustes que han debido hacerle al precio y al calendario de lanzamientos. A los nuevos juegos de Mario, que son en gran parte responsables del último tirón de ventas (Mario Kart 7 lleva 1.400.000 unidades vendidas según Media Create), hay que añadir la llegada de Monster Hunter Tri G (1.130.00 unidades) y el revuelo ocasionado por los próximos Resident Evil Revelations y Kid Icarus Uprising, entre una larga lista de bombazos que llegarán en 2012.

 

El éxito de ventas en Japón tiene un efecto rebote: a Europa le exigirán lo mismo. No es que lo suponga, es que ya lo he experimentado. Pokémon llegó a Japón con muchísima fuerza y Nintendo Co. le lanzó a Europa el mismo desafío. Imaginad la situación. Altos directivos de Japón con altos directivos de Europa. Y esta conversación: ¿Habéis visto lo que hemos hecho nosotros aquí con PIkachu y compañía? Pues tenéis que ser capaces de igualarlo, como poco... Perdonad que trivialice, pero a mi me sonó así.

 

Cierto es que aquí no lo vieron tan claro pero cuando tienes un buen producto entre manos y le añades imaginación, creatividad y dinero, acabas teniendo éxito: España se convirtió en el país más Pokémon de Europa. Nadie vendía tanto, se exportaban ideas desde las oficinas de la Moraleja, y hasta la gente más valiosa (el Sr. Wegnez, director de márketing de Nintendo Ibérica emigró a las oficinas de Nintendo en Frankfurt para encargarse de esto, entre otras cosas) notó los efectos. La revista oficial también ayudó lo suyo, ya sabéis :)

 

De este año vaticinan que será como una cuesta de enero permanente. Así que el reto será doble o triple. Pero le pondrán creatividad, imaginación... y el producto ha demostrado ser bueno, de modo que, ¡se acepta el reto, señores de Nintendo Co.!

Lecturas recomendadas