Imagen de perfil de Óscar Díaz
La opinión de
Óscar Díaz

Juegos para el estío

imagen por defecto contenido opinión

Cada año, si todo va bien, llegan unos días en que podemos dedicarnos a lo que realmente nos gusta. En su defecto, también podemos gastar el tiempo en lo primero que se nos venga a la cabeza. En este segundo caso, solemos terminar con la sensación de haber perdido los días, noches y horas de siesta. Sin embargo, al encontrarnos con nuestros compañeros sólo se nos ocurre decir “¡buah!, lo que he dormido en estos días no lo hacía desde que iba a la guarde” o “madre mía, me he tragado el Tour entero y he descubierto que ya no sale la carta de ajuste". Eso, o cosas tan mundanas como “todo genial, me pasé 47 veces el Jet Set Willy, tan sólo a cuatro del record Guinness, y por fin me acabé el Antiriad en el emulador de CPC464. He aprovechado las vacaciones a tope este año”.

Para evitar este tipo de desdichadas conversaciones, aquí pongo una pequeña carta para que la sensación de haber perdido el tiempo sea lo más lejana posible o, por el contrario, que esté tan presente que podamos disfrutarla. Obviamente, os invito a diseñar vuestro propio menú, que en estos casos, lo mejor es dejarse llevar por la opinión de los demás. Total, las noches de verano son tan largas que hay tiempo para todo.

The Secret of Monkey Island 2 Edición Especial

Quien no se haya acabado los dos primeros Monkeys es que no le gustan los juegos… ¿o eran los Burning? El caso es que, para dedicarle un par de tardes a los clásicos, siempre hay tiempo. ¿Que no conoces a Guybrush? En serio, háztelo mirar…

Another World

Un clásico de Amiga que, últimamente, está en boca de varios desarrolladores. Tanto el equipo que estuvo detrás de ICO, como los que actualmente desarrollan Enslaved Odyssey to the West, se han esforzado en recrear las sensaciones que transmitía el clásico de Amiga y otras plataformas de 16bits. Pero, atención, que también está disponible en versión remozada para PCs de última generación. Seguimos con los remakes, obviamente, y con estos juegos que alguno se ha pasado decenas de veces y hasta ha grabado su proeza en VHS... no miro a nadie.

The Elder Scrolls IV Oblivion

Faltan excusas para dejar pasar la cuarta entrega, de la serie principal al menos… de The Elder Scrolls. El rol occidental ha tenido, durante más de cuatro años, un referente para todo el sector. Además, este juego recoge la esencia de los juegos veraniegos, es decir, puedes tirarte días y noches enteros dentro de su mundo de fantasía, sin subir de nivel o avanzar lo más mínimo. Obviamente, lo interesante es dedicarle el tiempo suficiente para llegar a ser alguien en Tamriel y darle cera a las expansiones que han salido durante casi un lustro. Incluso podremos gastar dinero en una montura de lujo que… bueno, es todo un objeto de estudio entre las descargas de pago.

 

Caballeros de la Antigua República

¿A qué se dedicaban en Bioware como para que Lucas Arts les dejara hacer un MMORPG basado en Star Wars… si no tienen apenas experiencia en el género? Pues, sencillamente, a hacer uno de los mejores juegos basados en la saga galáctica, con permiso de los Tie Fighter, Jedi Knight y aquél jueguecillo de SNES. Sí, en Caballeros de la Antigua República nos hicimos una idea de cómo eran las cosas miles de años antes del episodio IV. Su continuación, además, fue un intento de Obsidian por hacer un juego bueno… aunque la fastidiaron con un final más que precipitado.

Final Fantasy XIII

Seguimos con el rol, pero cambiando de enfoque. Sí, podemos habernos pasado el modo historia de este Final Fantasy, pero de ahí a haberlo exprimido, seguro que queda mucho. Por lo tanto, ¿qué mejor época del año para acabar con todos los enemigos, desgranar las tramas paralelas y conseguir los logros o trofeos que nos falten? Quizá nos falten días, pero el gustirrinín que da acabar con Adamantaimais en menos de tres minutos merece la pena.

Por cierto, esto me trae a la memoria otros como subir a todos en The Last Remnant, leerme todos los cuentos de Lost Odyssey, explorar cada rincón de Eternal Sonata y objetivos más livianos en Blue Dragon, Star Ocean The Last Hope, Resonance of Fate, Enchanted Arms e, incluso, Infinity Undiscovery. Todos ellos aún a la venta y que me terminé o dejé en ese momento típico de "ya seguiré cuando tenga tiempo".

Braid y Limbo

O Limbo y Braid. Total, para pasar un rato y dedicarnos a otra cosa, son toda una delicia. Es decir, no quiero con ello afirmar que sean juegos vacuos o innecesarios, sino que seguramente nos atasquemos y tengamos que dedicarnos a algo diferente antes de tirar la consola por la ventana. La opción gratuita es dedicar el tiempo al solitario de Windows, al buscaminas o a los miles de juegos gratuitos que hay por la web. Pero no es lo mismo… aunque hay excepciones como Shift y Shift 2, claro.

Mass Effect 1 y 2

Me encantan y no puedo resistirme a ser bueno, luego malo, después ni lo uno ni lo otro… ¿pero qué tienen estos juegos que hasta me quitan horas en algo tan poco atractivo como recorrer rocas desiertas o usar un cursor para ver si hay minerales en un planeta verdoso? Eso sí, todavía echo de menos las partidas de Pazaak.

Aunque, ya puestos... ¿por qué no un Fallout 3, Dragon Age (en PC, claro) o cualquier otro RPG occidental que tenga sus dosis de acción? Hasta Sacred, Nier y Two Worlds me vienen a la memoria. Pero, claro, teniendo mi Diablo II original en la estantería, quizá haya llegado el momento de recordar cómo era aquello de bajar al inframundo y darle de lo suyo al señor del mal.

No voy a mirar más arriba de esta línea, porque seguro que empiezo a cambiar y añadir juegos. Pero he de reconocer que el balance se inclina hacia el rol y la aventura. Géneros en los que sentarse y tener paciencia suelen ser buenos compañeros.

Bueno, con los mencionados ya tendría más que suficiente, pero seguro que alguien me ilumina con alguno que me deje sin tiempo que perder en vacaciones.

Lecturas recomendadas