Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

¿Los juegos son caros o no?

imagen por defecto contenido opinión

Nos quejamos de que los juegos son caros y razón no nos falta. 70 euros por una novedad son muchos euros. Incluso 60 lo son. Eso sí, los juegos siempre han sido caros y si miramos atrás podemos hasta pensar que ahora son baratos.

Por ejemplo, yo recuerdo comprar juegos de NES por 7.500 pesetas. Que si lo pasamos a euros, son… 45. Eso sí, de hace 20 años. Y los de Super Nintendo rondaban las 10.000 pesetas (unos 60 Euros).

Aquí veis unos ejemplo, de publicidad... ¡De grandes ofertas!
(Esto de hablar de pesetas es como cuando alucinaba oyendo hablar a mi abuelo de reales y duros… ).


Vamos, que siempre, siempre han sido caros. Antes el soporte (los dichosos cartuchos) ya costaban un ojo de la cara por si mismos. Ahora el soporte es muy barato, pero lo que encarece son los desarrollos (algunos juegos cuestan más que hacer una película). La cuestión es que al final los que pagamos un dineral somos los jugadores.

Hablando de España la cosa es más seria. A un inglés o a un alemán o a un francés (parece un chiste) seguro que 70 euros no les arreglan el cuerpo igual que a un español. Vamos, que nuestros sueldos no son iguales. Sin embargo, el precio de los juegos sí lo es...

Antes nos decían que nos teníamos que aguantar, porque si se bajaba el precio en España vendrían de otros países europeos a comprar aquí… Pero las cosas han cambiado y resulta que hoy día nos sale más barato comprar en Inglaterra o en USA, vía online…

Para las distribuidoras en España es un problema, para los jugadores, un alivio. ¿La solución? Que bajen los precios. Vale que se venden pocos juegos, pero ¿no se venderían más si se bajaran los precios? Ahora que la “globalización” beneficia a los jugadores a lo mejor la solución pasa porque se baje el precio en España…

¿Que serían los ingleses los que tendrían paralelo desde aquí? Pues que con su pan se lo coman… Igual que se lo están comiendo ahora las compañías españolas. ¿Que simplifico el problema? Pues sí, pero me jugaría el Dual Shock 3 (que, por cierto, vale otro riñón) a que si una “grande” bajara el precio de sus lanzamientos a, digamos 49,95, todas irían detrás.  

No me parece justo que los argumentos que se esgrimían hace unos años para no bajar el precio en España ahora no se consideren válidos. Cuando el dólar y la libra eran los “fuertes” los españoles nos teníamos que conformar… ¿Y ahora?

Lecturas recomendadas