Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

Libertad de expresión

imagen por defecto contenido opinión

La libertad de expresión es un derecho fundamental reconocido en el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y que además aparece reflejado en todas las constituciones de todos los países democráticos. El Artículo 19 dice:

"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión."

Básicamente, la libertad de expresión significa que tengo derecho a decir lo que pienso, a criticar lo que me parece mal y alabar lo que me parece bien. Y además, que tengo derecho a hacer pública mi opinión por todos los medios que estén a mi alcance. Por ejemplo, este blog. Y también que tengo derecho a difundir las opiniones de los demás.

Esta libertad tiene un límite claro: la libertada y los derechos de los demás. Porque también la dignidad personal es un derecho fundamental. Vamos, que no me puedo ponerme aquí a atacar o acusar a alguien sin tener pruebas que demuestren la veracidad de mis palabras. La libertad de expresión tiene el límite del "principio del delito".

Todo este rollo que me he marcado viene al hilo de la tan traída y llevada Ley Sinde. Concretamente, a los argumentos que se esgrimieron para oponerse a ella y que mi compañero Manuel ya ha criticado en su blog. No tenía intención de hablar del tema, porque ya hice un post hace tiempo sobre la piratería, pero alguien se me ha puesto detrás, en plan tocapelotas, arguyendo una vez más que es un ataque a Libertad de Expresión...

Más allá de lo que yo piense o deje de pensar de las descargas de contenidos ilegales, no entiendo muy bien qué tiene que ver la libertad de expresión con el cierre de páginas web que ofrezcan descargas de contenidos protegidos por derechos de autor. Lo he pensado mucho y de verdad que no lo entiendo. Si hay una web que ofrece en descarga gratuita las últimas novelas de Ken Follet (por poner un ejemplo y no centrarme en videojuegos o música) ¿qué tipo de libertad de expresión está ejerciendo? ¿De verdad puede argumentar este derecho para ejercer la piratería sin que nadie pueda hacer nada para evitarlo?

Supongo que habrá miles de argumentos para defender este tipo de páginas y descargas (la dialéctica y las ganas de autoconvencerse siempre dan mucho de sí), pero tirar de libertad de expresión es echarle mucho morro.

Que alguien coja este post y lo comente en su blog, web o foro, es libertad de expresión. Que alguien coja este post y lo cuelgue sin más en el suyo es un atropello. Yo lo escribo para Hobby News, para nadie más. Y aunque no me cueste dinero que se lea o no en otra página, no quiero que sea así. ¿Quién tiene más derechos sobre este texto, el señor de "yotengounaweb.com" o yo?

Lo dicho, no entiendo nada. Es verdad que yo tengo un pensamiento muy simple. Soy muy básica: me suelo fiar del sentido común (el menos común de los sentidos, según mi profe de ciencias del cole). Entiendo que es güay tener lo que nos dé la gana gratis y que fastidia que corten el grifo. Pero no sé qué tiene que ver la libertada de expresión con las descargas ilegales.

Si alguien lo entiende, por favor, que me lo explique...

Lecturas recomendadas