Imagen de perfil de Daniel Quesada
La opinión de
Daniel Quesada

Mario y Sonic en Madrid 2020

imagen por defecto contenido opinión

¡Ay, que me pongo nervioso! ¡Que están a punto de elegir qué ciudad será la anfitriona de los Juegos Olímpicos de 2020! No se ha hablado de otra cosa durante los últimos días. Y claro, fijo que se lo dan a Madrid, porque según dice la tele, Tokio es poco menos que un cementerio radiactivo y Estambul... Bueno, Estambul está muy lejos.

Así pues, cuando esta noche digan "and the winner is Madrid 2020" o algo de eso, nuestro país experimentará una efervescencia olímpica, el turismo crecerá, Jesús Vázquez regalará coches con cada alta de línea ADSL... Pero nos olvidamos de lo más importante: ¡Los videojuegos! Si va a haber unas olimpiadas en Madrid, también habrá juegos oficiales, como siempre. Y, si se sigue la tónica... ¡Incluso tendremos uno protagonizado por Mario y Sonic!

El erizo y el fontanero ya se han pasado por Pekín, Londres y Sochi pero... ¿Cómo sería un hipotético Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos Madrid 2020? Es fácil imaginarse a Mario corriendo los 3000 metros obstáculos en el mercadillo del Rastro, mientras esquiva, en medio de la marabunta, a los vendedores de barquillos o a los que te intentan colar juegos de segunda mano más caros que en el Game... ¿Eh, quién ha dicho eso? Por su parte, Sonic tendría un Evento de Fantasía en el que superaría con fluidez un Paseo de la Castellana en el que no habría atascos ni taxistas zigzagueando entre carriles. Lo dicho, pura fantasía.

Lo mejor serían los personajes desbloqueables. ¿Os imagináis poder picar en un duelo de salto con pértiga a Ana Botella y Eggman? ¡O mejor! ¡Una competición de lanzamiento de disco (con derechos registrados, claro) entre Ramoncín y Yoshi!

Ahora bien, no olvidemos que hablamos de un juego que saldría dentro de 6 ó 7 años, cuando PS4 y Xbox One ya se habrán convertido en reinas absolutas y se comenzará a hablar de sus sucesoras. La versión PS4 incluiría un paseo virtual con Oculus Rift al Santiago Bernabéu, con un minijuego en el que deberíamos encontrar un vendedor de pipas más barato que el precio de una hipoteca. Esto último sería solo para jugadores hardcore, claro. Para contrarrestarlo, el juego de Xbox One ofrecería una prueba de baile con Kinect, en la que deberíamos cuadrar el Chotis del Pichi mientras controlamos a Ulala. "Piiiichiii, es el chulo que castiiiigaaa, chu, chu, chu".

Como veis, sería un juego maravilloso. Dentro de unas horitas sabremos el veredicto de los jueces y, si finalmente se cumple eso de Madrid 2020 (¿veinte, veinte? ¿dos mil veinte?), estaremos más cerca de verlo convertirse en realidad. Si leéis esta entrada del blog después del "veredicto" y ha habido suerte, os felicito. Si no ha sido así, tranquilos, que un Mario & Sonic en los Juegos Olímpicos Madrid 2032 tampoco estaría mal. Eso sí, ya no saldría Ramoncín...

Lecturas recomendadas