Imagen de perfil de Álvaro Alonso
La opinión de
Álvaro Alonso

Los mejores juegos de 2016 - La opinión de Álvaro Alonso

Para variar, no os voy a entretener con trivialidades o historias sobre mi vida (que vienen a ser exactamente lo mismo); ahí va mi lista completamente personal y nada objetiva con los mejores juegos de 2016:

10. Severed (análisis de Severed)  

9. Tom Clancy's The Division (análisis de Tom Clancy's The Division)

8. Pokémon Sol y Luna (análisis de Pokémon Sol y Luna)

7. Watch Dogs 2 (análisis de Watch Dogs 2)

6. The Last Guardian (análisis de The Last Guardian)

5. Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón (análisis de Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón)

4. Inside (análisis de Inside)

3. Dark Souls III (análisis de Dark Souls III)

2. DOOM (análisis de DOOM)

1. Final Fantasy XV (análisis de Final Fantasy XV)

Y ahora sí, os cuelo un DLC (gratuito) para explicar algunas decisiones, especialmente la primera. He sido muy, muy crítico con Final Fantasy XV. Narrativamente es un desastre de principio a fin, hay personajes desaprovechados y otros cuyo desarrollo es inexistente, la cámara puede llegar a ser un auténtico dolor de cabeza en algunos combates, hay decisiones jugables que son para dejar castigado en un esquina al que las tomó (capítulo 13...) y los combates contra jefes, pese a ser muy espectaculares, no suponen ningún desafío.

Tiene fallos tan evidentes que he llegado al punto de desear que se hubiese retrasado un añito más (o los que hiciesen falta). Me frustra muchísimo... Pero porque creo sinceramente que tenía potencial de sobra para ser una jodida obra maestra atemporal. Porque a pesar de todo lo malo, también tiene partes buenísimas. Y porque a pesar de haberlo odiado con toda mi alma, fue saltar los créditos y empezar a llorar. Llorar de verdad. 

Si no recuerdo mal, la última vez que lloré con un videojuego fue con el final de Metal Gear Solid 3: Snake Eater, y ni siquiera entonces pasó de un par de lagrimillas. No digo esto para hacerme el machote (bueno, puede que un poco sí), sino para recalcar que no es algo que me pase a menudo. Y aunque ha habido videojuegos bastante mejores este año, no puedo ignorar el hecho de que Final Fantasy XV ha conseguido emocionarme como ningún otro lo había hecho. En mi libro, eso está por encima de cualquier nota numérica.

Desde un punto de vista frío y basado en aspectos puramente técnicos, DOOM es el GOTY 2016. Pero desde un punto de vista completamente irracional y guiado por los sentimientos, Final Fantasy XV es el entronado.

Y hablando de DOOM, llevo desde que lo terminé tratando de decidir si colocarlo por encima o por debajo de Dark Souls III. Es increíble cómo en FromSoftware fueron capaces de sorprender utilizando un sistema de juego cuya base apenas ha cambiado en cinco años, y, de paso, tocándole la fibra (y los coj**es) al fan. Pero al final me he decantado por el machaca demonios 4000 porque es un juego honesto que no se anda con rodeos: "¿quieres reventar culos infernales? Toma, una súper escopeta y cientos de oleadas de engendros del averno para que la utilices. Y permite que acompañemos la velada con un poco de METAL." Glorioso, de verdad.

Inside es una locura. No quiero decir absolutamente nada porque es de esos juegos que se disfrutan más cuanto menos sabes, pero es de los pocos que sacan partido a las virtudes únicas del medio para contar una historia. Y también es el ejemplo perfecto de que, no por ser indie, te llevas menos nota o reconocimiento. Estaremos hablando de Inside durante años y años.

Paso muy rápido por las siguientes posiciones, destacando únicamente lo absolutamente maravilloso y mágico que es The Last Guardian (pese a una cámara demasiado peleona) y lo divertidísimo que es Watch Dogs 2, para llegar hasta Severed. No ha hecho mucho ruido, y si no me lo llega a recomendar mi compañero Alberto Lloret, probablemente jamás lo habría jugado. Y menudo error habría cometido. 

Para terminar, quiero destacar Pokémon GO. Sigo pensando que como videojuego no es ninguna maravilla, pero asistir al fenómeno social y ver cómo el mundo recaía en la fiebre Pokémon, ha sido una de las mejores partes de 2016.

2017 lo tiene complicado para estar a la altura. Es decir, Final Fantasy XV y The Last Guardian están a la venta, y Red Dead Redemption 2 y The Last of Us 2 han sido anunciados oficialmente. No se me ocurre ninguna forma de superar eso, la verdad. Así que con The Legend of Zelda: Beath of the Wild, Nintendo Switch (probablemente se convierta en la primera consola que compre de salida) y NieR: Automata me conformo. Tampoco pido tanto, ¿no?

No olvidéis leer también la opinión de mis compañeros David Martínez y Daniel Quesada, así como votar por los mejores juegos de 2016.

Lecturas recomendadas