Imagen de perfil de Alberto Martín
La opinión de
Alberto Martín

Menciones en grupos de WhatsApp no, por favor

300 película esparta

Si por algo es famosa WhatsApp, además de por su ubiquidad, es por su falta de actualización y la lentitud en integrar nuevas funcionalidades, pero si alguna no hacía falta, eran las menciones en grupos.

¿En cuántos grupos de WhatsApp estáis? ¿Cinco? ¿Diez? ¿Dieciséis millones? ¿Cuántos de ellos tenéis silenciados? Apuesto a que la mayoría. Hay algo en todo ser humano -vergüenza, pudor, miedo a quedar mal con los demás- que nos impide salir de todos los grupos de WhatsApp que deberíamos.

Los hay de todo tipo, por ejemplo, aquellos que cumplieron su función y por tanto deberían dejar de existir aunque la gente se empeña en seguir usándolos: Cumpleaños de Pepito, Boda de Juanita... 

Hay grupos familiares, en los que ese tío al que nunca ves envía memes que parecen sacados de powerpoints de los años 90. O esos grupos duplicados, que no cumplen ninguna función específica pero de los que, por cualquier razón, no te has salido todavía.

Hasta esta semana, el problema con los grupos de whatsapp tenía una solución sencilla que no implicaba quedar mal con nadie: silenciar las notificaciones de esos grupos de los que aunque pasas por completo no quieres o no te atreves a abandonar. Los chicos de WhatsApp, eso sí, han decidido que vives demasiado tranquilo.

Y es por eso que, pese a ser una app famosa por su falta de actualizaciones y la lentitud con la que integran nuevas funciones, han decido sacar una nueva: las menciones, al estilo Twitter.

No me entendáis mal, las menciones son, por sí mismas, una funcionalidad útil. El problema es cuando no permites al usuario controlarlas. El resultado final es que, pese a tu empeño en silenciar todos los grupos de WhatsApp del universo, si alguien te menciona en ellos seguirás recibiendo una notificación que hará difícil no responder al mensaje.

Y claro, el que te menciona también lo sabe. Sabe que al mencionar se asegura de que has visto la notificación, que no vale aquello de "es que lo tenía silenciado y no me di cuenta". Conflictos bélicos han empezado por menos, y seguramente WhatsApp reculará y permitirá ignorar este tipo de menciones o desactivarlas por defecto en grupos silenciados.

Hasta entonces, paciencia. O valor. El necesario para salir de esos grupos del demonio.

Lecturas recomendadas