Imagen de perfil de Óscar Díaz
La opinión de
Óscar Díaz

NGP se nos va de las manos

imagen por defecto contenido opinión

Que NGP va a utilizar tecnología punta es algo que ya sabemos. Que esto no resulta barato, tampoco es un misterio. Pero en Sony, tras su anuncio, dijeron que el precio no sería un impedimento a la hora de acceder a la nueva portátil. ¿Qué nuevas tenemos?

Jack Tretton, presidente de Sony Entertainment América, ha declarado para FastCompany.com que el precio inicial de una nueva plataforma no es importante, aunque sea alto. ¿Quiere decir con sus palabras que NGP tendrá un coste elevado en su lanzamiento? Según indican algunos analistas, así será, pero no porque Sony lo quiera así, sino porque las cosas han cambiado desde hace unos meses a ahora.

Tras el desastre en Japón, que es un tema muy delicado, los precios de los componentes y tecnologías de origen nipón han experimentado un aumento de precio y sus problemas de distribución agravan la situación. Pero esto no es todo, sino que en un mundo donde los sistemas portátiles avanzados están en plena explosión y serán omnipresentes dentro de pocos meses, los materiales para construirlos suelen ir directos al mejor postor. Así, en Apple, HTC, Nintendo o Samsung han conseguido adelantarse a los acontecimientos y cuentan con jugosos contratos en diversos mercados.

Pantallas de alta calidad, procesadores, memorias... la demanda es tan alta que, quien llegue con retraso tendrá que esperar a recibir los componentes. Esto puede afectar especialmente a Sony, ya que NGP utiliza tecnología bastante estándar, aunque con un formato poco habitual, el de las consolas portátiles.

Esperemos que Sony sepa aprovechar la coyuntura y, de paso, el retraso en el lanzamiento de NGP sirva para añadir características especiales que la desmarquen de la competencia. Es decir, que esas semanas de diferencia nos ayuden a ver en la portátil algo muy diferente a los tablets, teléfonos móviles y multitud de dispositivos con Android, Windows o iOS que surgirán como setas en los próximos meses.

Ahora sólo nos queda aguantar la tentación y ahorrar para tener acceso a todas las maravillas que están por llegar. Yo, por el momento, me aguanté con el iPad (1) y creo que tampoco voy a caer en un iPad 2 para casa. Tardé lo mío en hacerme con un Kindle y me da lo que buscaba en un dispositivo de ese tamaño, es decir, movilidad, legibilidad, autonomía y un precio que no me atemoriza a la hora de sacarlo de paseo. Con NGP, como cueste mucho, creo que la dejaré en casa y no me acompañará en el metro, autobús o cualquier otro sitio donde sea susceptible de perderse.

Lecturas recomendadas