Imagen de perfil de Álvaro Alonso
La opinión de
Álvaro Alonso

NieR Automata, MGSV y por qué no hay que perder la esperanza

NieR Automata The Phantom Pain

La siguiente entrada trata partes fundamentales del primer NieR y NieR: Automata, incluidos sus finales. No se recomienda su lectura si no se han completado ambos juegos.

En los meses previos al lanzamiento de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, Hideo Kojima aseguró que con esta entrega haría algo único, que no se había hecho antes y que sólo era posible en un videojuego. Se refería al desarme nuclear, un final secreto que sólo se activa cumpliendo unos requisitos muy específicos.

Al alcanzar cierto punto en la historia, se nos da la posibilidad de desarrollar armas nucleares en Mother Base. Hacerlo requiere una cantidad enorme de recursos y conlleva una importante pérdida de puntos de heroísmo (y obtención de puntos demoníacos, transformando a Venom Snake en Demon Snake), pero poseer un arma de destrucción masiva actúa como elemento disuasor, lo que en la práctica evita que seamos invadidos por algunos jugadores.

MGS V The Phantom Pain armas nucleares

Y como su nombre indica, el desarme nuclear sólo es posible cuando todas las armas de un servidor -que funcionan a nivel global y están ligados a cada plataforma- han sido desmanteladas. Las cuentas oficiales de Twitter de Metal Gear suelen ofrecer informes con el recuento, y así estaba la cosa a fecha de 25 de julio de 2017:

  • PS4: 1825
  • PS3: 875
  • Xbox One: 145
  • Xbox 360: 330
  • Steam: 9008

Lo que resulta especialmente curioso es que los números siguen ascendiendo. Es decir, aunque MGS V The Phantom Pain se puso a la venta hace casi dos años (con el consiguiente descenso en el número de jugadores tras su lanzamiento), y a pesar de que las principales comunidades de Metal Gear se han movilizado en varias ocasiones para desmantelar armas nucleares, la cantidad de gente que decide crearlas es lo suficientemente elevada como para que absolutamente nadie haya visto el final del desarme nuclear. Al menos, no de forma oficial.

Porque este final secreto estaba en la red pocos días después de que la versión de PC se pusiese a la venta. Es probable que lo hayáis visto. Y es probable que este sea el motivo por el que muy pocos tratan de poner fin a las armas de destrucción masiva. Si ya conocemos el resultado, si no hay un premio por todo el sufrimiento... ¿Qué sentido tiene la lucha? 

MGS V The Phantom Pain final secreto

Antes de que su relación con Konami se fuese al cuerno y tras la desactivación de todas las armas nucleares, Hideo Kojima pretendía presentarse como candidato al Nobel de la Paz; es evidente que el tiro le salió por la culata. Pero con esta idea única, que no se había hecho antes y que sólo es posible en un videojuego, el nipón ha demostrado de forma involuntaria algo tan sorprendente como escalofriante: no es posible alcanzar la paz... Ni siquiera en un entorno de fantasía.

***

En marzo de este mismo año se ponía a la venta NieR: Automata. A primera vista es un juego de acción estiloso y explosivo, donde androides en tacones se enfrentan a máquinas gigantes. Pero detrás de toda la capa pensada para atraer a las masas, se esconde un juego que trata temas tan interesantes como la paradoja de Teseo o la teoría del hombre del pantano, y cuestiones de índole filosófica como el existencialismo o el modelo de negocio marxista. Automata plantea preguntas complejas que son motivo de extensos debates, pero sin ocultar la visión oscura y deprimente de de la vida que tiene su director, Yoko Taro.

Todos los juegos de Taro nos llevan a visitar escenarios en pleno proceso de decadencia o que hace tiempo que no tienen salvación, y a ponernos en la piel de personajes que buscan sin éxito dar sentido a su existencia. Situaciones tan típicas, como ayudar a un NPC para completar una misión secundaria, terminan siempre en tragedia. Y la misión del héroe, con un objetivo puro y motivado por bondad paternal, se transforma en el acto de egoísmo definitivo que condena a la humanidad a la extinción.

NieR Automata

De forma intencionada, Taro nos dice que no hay lugar para la esperanza o la felicidad, mucho menos para la paz. Que la lucha no tiene sentido. Y NieR Automata no es una excepción: la cosa no acaba bien para ninguno de sus personajes protagonistas. De una forma u otra, todos acaban conociendo su final de forma trágica.

Pero entonces, tras completar todas las rutas posibles, sucede algo inesperado: nosotros, como jugadores, podemos revelarnos contra la historia. Podemos negarnos a aceptar esa visión nihilista y ofrecer una segunda oportunidad a esos personajes que tanto han sufrido. Y lo hacemos de la mejor y única forma posible: enfrentándonos a las personas que han concebido NieR: Automata.

La secuencia de créditos comienza, y está en nuestra mano destruir todos los nombres que van apareciendo en pantalla: director, productores, animadores, responsables del sistema de combate, marketing, actores de doblaje... Son los nombres de todas las personas que han puesto su granito de arena para que Nier: Automata llegue a las tiendas. Como si de un shoot 'em up se tratase, esquivamos y disparamos hasta ver cómo cada uno de ellos estalla en decenas de pedazos.

Pero estamos solos frente a PlatinumGames. No es una lucha fácil, y cada vez que somos derrotados, toca volver a empezar desde el principio. Y antes de poder volver a intentarlo, un mensaje deprimente nos invita a desistir. 

NieR Automata

Pero entonces vuelve a suceder algo inesperado: cada vez que caemos, también aparece otro mensaje, extraño, en varios idiomas y acompañado por un nombre y un país. Al principio sólo es uno, pero poco a poco el número empieza a crecer hasta llenar por completo la pantalla. La inmensa mayoría contienen palabras de ánimo que invitan a no rendirse, a seguir intentándolo a pesar de lo difícil que pueda parecer.

NieR Automata

Y entonces, tras muchos intentos fallidos, alguien nos ofrece ayuda. Y al aceptarla, los responsables de esos extraños mensajes se unen a nuestra empresa, protegiéndonos de los disparos de Yoko Taro, Yosuke Saito, Akihiko Yoshida, Keiichi Okabe, etc. y aumentando nuestra potencia de fuego. Ya no estamos solos, y no hay nada ni nadie que nos detenga. Con su ayuda, traemos de vuelta a 2B, 9S y A2 y les ofrecemos un lienzo en blanco para vivir a su manera, lejos de las oscuras cavilaciones del ser humano.

NieR Automata

Tras contemplar el final feliz, sólo queda dar respuesta a una pregunta: ¿nos interesa ayudar a los más débiles? Todos los mensajes que aparecen durante la secuencia de créditos pertenecen a jugadores reales, los mismos que nos han prestado su fuerza para lograr lo imposible. Y se nos ofrece la posibilidad de hacer lo propio con otros jugadores que, como nosotros, rechacen el destino original de los androides. Pero hay que pagar un precio muy elevado: borrar todos los datos guardados de NieR: Automata.

Como otros han hecho para ayudarnos.

NieR Automata

Es posible trampear el proceso y conservar la partida, pero me gusta creer que la inmensa mayoría lo hizo de forma desinteresada, a sabiendas, como bien nos recuerda el propio juego, de que podrían estar eliminando sus datos para ayudar a alguien que no lo merece. 

Es curioso cómo un juego contrarresta al otro, cómo The Phantom Pain es capaz de arrebatarnos toda fe en la comunidad y cómo NieR Automata nos la devuelve por completo. Es un mensaje muy necesario, hoy, aquí, en las calles y en los foros, en una sociedad donde el odio parece estar cada vez más arraigado.

Cuando parezca que no hay nadie que desmantele vuestras armas nucleares, recordad que en algún lugar siempre habrá alguien dispuesto a sacrificarse por vosotros, aunque sólo sea con un mensaje de apoyo: [Seguro que ahora mismo lo estás pasando mal.][Pero...][Nos tienes a tu lado.]

Lecturas recomendadas