Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

Personas, personajes, héroes y creadores

imagen por defecto contenido opinión
 

Antes de nada, tengo que agradeceros a todos los comentarios que he recibido en la entrada anterior (ya sabéis, mi peculiar propuesta sobre GTA V). Los he leído del primero al último y aunque, la verdad, no era mi intención suscitar tanta polémica, es un placer ver cómo defendéis vuestras ideas y os emocionáis (incluso os exaltáis) explicándolas.

Este mes, una importante revista oficial, europea, y de videojuegos, me ha sorprendido con una portada de... Hideo Kojima. No, no se la da a sus juegos, se la da a él. Toda, completa. Lo dicho, sorpresa… Luego sopesé la imagen… Bueno, el señor Kojima es un desarrollador famoso y de prestigio, por qué no iba a ser ÉL la portada de un medio especializado (en su web apuntan que es la primera portada que se le da a un diseñador en 16 años de historia).

Por mi parte creo que nunca me habría atrevido a darle una portada similar a Miyamoto o a Eiji Aonuma. Y no porque no se la merecieran, sino porque no creo que el comprador medio de revistas de videojuegos (europeo, por generalizar) se sienta especialmente atraído por una portada de este tipo. Estoy convencido de que los desarrolladores, los más famosos y los menos, son parte importante de la industria pero eso no quiere decir que esperemos ver sus fotos en lugar de las imágenes de sus juegos... ¿no?

¿Quién son los verdaderos protagonistas de la información? Yo creo que Mario, Pokémon, Link, Sonic, es decir, los héroes (o los villanos, que también caben), los que nos hacen soñar con mundos de fantasía, con luchas épicas, con viajes increíbles… Al otro lado, ellos, los autores, son los responsables de conseguirlo. Pero no creo que deban colocarse por encima de sus creaciones.

Una portada de GTA V, de sus coches, de sus personajes, con ilustraciones de las que solo sabe hacer Rockstar… ¿no es infinitamente más atractiva que la imagen de sus creadores (cuyo aspecto ni siquiera me viene ahora a la cabeza, la verdad)?

Aun así, resulta todo un reto que se formulen propuestas nuevas, rompedoras, que se empiece a apostar por otro tipo de imágenes. Mi revista ya lo hizo durante unos cuantos años en la contra, lo que llamábamos en la redacción la ‘cara B’, un magazine que ofrecía un tono más casual y portadas con gente. No sé si lo recordáis... si es que no, está claro que estas propuestas, de momento, no tienen su público.

Lecturas recomendadas