Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

La potencia de Wii U y el nuevo Metal Gear

imagen por defecto contenido opinión

Wii U  y el asunto de su capacidad siguen dando que hablar. Ahora llegan nuevas informaciones que invitan a la reflexión. Claro, que no me resisto a comentar mis sensaciones sobre los nuevos anuncios de Metal Gear.

Aunque Nintendo sigue sin soltar prenda sobre la potencia de Wii U -bueno, ni de su fecha ni precio, aunque en el periódico USA Today se han atrevido a apostar por el 18 de noviembre y 250-299 $)- siguen llegando rumores sobre su potencia, sobre si realmente es o no una consola capaz de competir con PS4 y Xbox 720 (o como se llamen finalmente) como bien apuntaba Javier Abad en su blog. La web inglesa Eurogamer revela las declaraciones de desarrolladores de Two Tribes (Tori Tori y especialistas en juegos pequeños para portátiles) y Blitz Games ( Michael Phelps para Kinect) quienes afirman que Wii U contiene en sus tripas una CPU IBM Power PC de tres nucleos, 1 GB de memoria RAM y una GPU de la serie 7 de AMD, con soporte API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) equivalente al DirectX 10 de Microsoft, que salió para Windows Vista hace unos años. Si todo eso es cierto, se traduce en que la velocidad del procesador sería algo menor que la de PS3 y Xbox 360 (algo que coincide con lo que comentó Harada, el productor de Tekken) y a la vez superaría a sus rivales actuales en memoria RAM (1 GB por 512 MB) y en su arquitectura, más avanzada (lo que también coincide con lo que comentó Steve Lycett de Sumo Digital, en pleno desarrollo de Sonic and All Star Racing Transformed). La conclusión del desarrollador de Blitz Games, John Nash, es que "Wii U es algo más potente que PS3 y Xbox 360", en fin, la sensación que muchos de los que la hemos probado estamos teniendo.

Aunque todo quedará desvelado el próximo 13 de septiembre en Nueva York, parece que, atando cabos, tenemos una idea bastante aproximada de hasta dónde puede llegar técnicamente la consola. Lo que en el fondo demuestra que Nintendo sigue sin priorizar ese aspecto y sí todo lo que suponga nuevas experiencias de juego, como puede ser la jugabilidad asimétrica o las posibilidades de la pantalla del Gamepad.

No dudo de que cuando lleguen PS4 y Xbox 360 superarán esas capacidades, y tampoco dudo de que eso no será una garantía de éxito, y a los hechos de lo que ha ocurrido con Wii en estos años me remito. Más no siempre es la clave. Nintendo se la va a jugar a la misma carta y va a aprovechar la inercia que le ha proporcionado Wii en estos últimos años. Y esta vez va a contar con la ventaja de ser la primera... con diferencia.

Y aunque se aleje del tema anterior (bueno, o no tanto, si finalmente es para la nueva generación) no me resisto a comentar todo lo que ha ocurrido con Metal Gear, mi saga favorita, en esta semana. Tras la decepción que para mí fue el cambio de rumbo de Metal Gear Rising (como señalé en su momento en este lugar), el anunció de Metal Gear Ground Zeroes me llena de satisfacción. Estoy deseando saber en qué se va a traducir finalmente lo del "mundo abierto", puesto que rompe con lo que han sido los anteriores juegos de saga, pero no voy a juzgar antes de ver. Y también me gusta la idea de una película basada en la saga, y confío en el sabio criterio de Kojima y su declarado amor por el cine para que el proyecto caiga en buenas manos. Por lo que comentó en su Twitter seguro que no le hubiera importado que el malogrado Tony Scott tomara las riendas... quién sabe, también le puede interesar a su hermano Ridley...

Y no deja de ser relevante que en medio de estos potentes anuncios haya salido a la luz las diferencias entre Kojima Productions y Platinum Games acerca de Metal Gear Rising. No quiero resultar oportunista diciendo aquello de "me lo temía", pero conociendo como se las gasta Kojima y la pasión/obsesión que siente por su criatura, no me sorprende nada que esto ocurra, sobre todo por el concepto tan diferente que manejan los creadores de Bayonetta.

Yo sigo pensando que la idea que se está manejando con Rising se aleja de la esencia Metal Gear, es más, apuesto a que estos potentes anuncios de hace unos días tienen mucho que ver con la decepción que nos supuso a muchos fans ese giro inesperado con el juego, en una maniobra de Kojima para dar un puñetazo en la mesa y evitar que el tema se le fuera de las manos. Veremos en qué acaba la cosa... y si finalmente ese proyecto no vuelve a las manos de su dueño.

Lecturas recomendadas