Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

PS Vita se mueve.. ¿en demasiadas direcciones?

imagen por defecto contenido opinión

Como soy mucho de portátiles, estoy encantada de que PS Vita se esté moviendo tanto últimamente, al menos desde la celebración de la pasada Gamescom. Y es que Sony aprovechó la feria europea del videojuego para dejar caer algunas cosas realmente interesantes sobre la portátil.

Y aunque no me refiero a juegos, también hay que reconocer que han sido el plato fuerte. Tengo unas ganas locas de probar ya mismo muchos de ellos. Incluso los que tienen títulos que saben a añejo, aún siendo totalmente nuevos.

Me apetece ver qué tal se asesina en PS Vita. Después de haber disfrutado (como no lo hacía en mucho tiempo) con el Uncharted de PS Vita, estoy desesperada por probar Assassin’s Creed Liberation, que es igual, pero no es lo mismo. Fijaos si la cosa me tiene obsesionada, que hasta me apetece probar Black Ops Declassified sabiendo que voy a agujerear las nubes del cielo en cuanto me ataquen más de 3 malos a la vez… Hasta le quiero echar un ojo a Killzone Mercenary, aunque de sobra sé que ni uno ni otro van a estar entre los juegos que me absorban este otoño. Ya sabéis que los shooters en primer persona y yo no nos llevamos bien…

Eso sí, como me gusta descubrir cosas nuevas, Tearaway sí que va a caer. Primero por que Media Molecule me mola, segundo, porque los juegos hechos por y para PS Vita suelen resultar de lo más gratificantes. Y hay más, mucho más, pero para eso nos hemos currado en la revista de este mes un reportaje con más de 25 juegos previstos para la portátil. Ale, al quiosco a por Playmanía.

Pues eso, que los juegos están muy bien. Pero lo mejor han sido otras cosas. Por ejemplo, que ya haya más de 100 clásicos de PSone compatibles con Vita. Yo, como soy una nostálgica, hay cosas que quiero seguir disfrutando aunque tenga la consola empaquetada en el trastero. Y como ya me los había bajado para PSP... Haber si me quito un poco del lío que tengo encima y compruebo qué tal se mueve Abe en la pantalla de PS Vita, aunque estoy segura que me va a enganchar otra vez…

Pero más interesante que los juegos y las compatibilidades son PS Mobile y el Cross-buy. ¿Nos llama a vosotros la atención? Cada uno de estos temas merece un post en sí mismo, porque las connotaciones y posibilidades que abren son enormes. Múltiples escenarios en los que PS Vita puede convertirse en la auténtica protagonista o una mera comparsa, según como se desarrolle el guión.

Y es que, ¿qué pasaría con PS Vita si ahora todos sus juegos fueran conversiones de juegos de PS3? (Sony ya lo ha contemplado y no quiere, como podéis leer aquí). Está genial que me regalen Sly Cooper en PS Vita si me compro el de PS3 (cosa que haré). Está muy bien empezar a jugar en la consulta del médico y terminar la partida en la tele de casa, pero es que una de las cosas que me gustan de las portátiles son los juegos portátiles. Y no, no me refiero al tamaño… Claro que esta iniciativa también puede conseguir que haya más gente que se compre la consola y a más potenciales compradores, más opciones de invertir en desarrollos potentes… ¿Cómo se irán escribiendo las capítulos de este culebrón? ¿Serán los guionistas solventes y con un plan o irán a salto de mata tirando con la idea más peregina que se les ocurra?

Y con PS Mobile también tengo sentimientos contrapuestos. Hace mucho, mucho, cuando se sugirió esta posibilidad ya os hablé de ello en este otro post, y ahora, que casi es una realidad, no sé muy bien qué pensar. Tendré que madurarlo más, pero aunque me resulta de lo más atractiva la posibilidad de tener en mi consola pequeños desarrollos, de esos de llenar los ratos muertos, también siento un escalofrío de duda. ¿De verdad tendrán un precio tan ajustado como en el Apple Store? ¿Se venderá de todo, incluidas pequeñas aplicaciones que nos ayuden a aprovechar más PS Vita? ¿Las habrá gratis? Igual que antes, los escenarios se multiplican y van desde el éxito más rotundo al fracaso más absoluto… Una obra que puede echar el telón antes de estrenarse.

Necesito más tiempo para posicionarme, para rumiarlo y para apostar por uno u otro futuro porque ahora mismo, no sé si PS Vita es una PS3 en pequeñito, un smartphone sin phone o una mini-tablet con la que sólo se puede jugar…

Sin línea definida y en terreno de nadie, la portátil más potente del mercado necesita, más que nada, encontrar un hueco y expandirse. En mi modesta opinión, es mejor ir pasito a pasito que querer hacerlo todo de golpe. No pretendo yo ser gurú de nada, faltaría más, pero creo que Sony debería convertir a PS Vita en la portátil que todo jugón quiere tener (a base de juegazos, por supuesto) y luego buscar al público menos “friki” (y que nadie se me ofenda, que para mí friki no es un insulto) con el cross-buy, con juegos más casual, con la realidad aumentada… Y ya, si de verdad quiere competir con la diversión inmediata y barata de las apps para teléfonos, que arregle su Store y ponga precios como los de los market de Android e IOS.

A ver, resumiendo. Si en PS Vita sólo voy a jugar a lo mismo que en PS3, pues me quedo con PS3. Si en PS Vita todos los juegos son como Little Deviants (que lo he disfrutado mucho, pero a ratos), pues me pillo una portátil más barata y más pequeña. Y si todos los juegos van a ser como los de iPhone, pues me quedo con el iPhone, que ya lo llevo siempre encima y seguro que me sale más barato de mantener (en lo que a juegos se refiere)…

Y si va a tener de todo y todo a la vez, ya es hora de que empiece a comprobarse, que llevamos desde febrero sin saber muy bien qué hacer con la consola. ¿O no?

Lecturas recomendadas