Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

PS3 o el canto del cisne negro

imagen por defecto contenido opinión

No sé si lo sabéis, pero los cisnes no cantan. Nunca. Son aves bellas, elegantes y estilosas, pero no podían tenerlo todo, así que en realidad sólo emiten un ronquido profundo de vez en cuando. Eso de que entonan una bellísima melodía cuando están a punto de morir no es más que una leyenda que poetas de todas las épocas han mantenido en el tiempo. Y es que no me negaréis que la figura es bellísima: el canto más sobrecogedor, hermoso y estimulante justo antes de morir. Uy, se me ponen los pelos de punta. Me gusta tanto que no me voy a resistir a usar esta figura para referirme a un cisne negro que podría estar muy, muy cerca, de componer su última y recordad melodía. Hablo de PS3.

Por mucho que he deseado fuerte, muy fuerte, que PS4 se quedara en el limbo de las ideas (no valoro si buenas o malas), lo cierto es que cada vez está más cerca. El ronroneo de los rumores sube en intensidad y algunas personas, bien colocadas en esto de saber mucho y decir poco, empiezan incluso a sugerir una fecha de presentación. Vamos, que no dicen nada, pero aumentan el ruido del río, que agua sí que parece llevar.

Se habla de antes del E3. Para no entrar en la vorágine de anuncios de la feria americana y guardarse un rincón de privacidad propio, sólo para los ojos de los elegidos a asistir al evento que ya encargarán de repartir, imagen y sonido, a la vertiginosa velocidad de un tuit.

Igual que el año pasado tenía yo mis dudas, muchas, este año me duelen los huesos del cambio generacional. El pulgar izquierdo me está matando y ese sólo me duele cuando van a llover chaparrones de anuncios… Y veo señales, en los posos de las listas de lanzamientos, que auguran la aparición de un nuevo héroe… ¿De brillante armadura? (espero que no, que en la moda del "alto-brillo" salen fatal las huellas y se ve mucho el polvo). Todavía no he conseguido enchufar la bola de cristal (no sí si va con micro USB o mini HDMI), pero seguro que también me hablaría de cisnes negros y nubes de tormenta…

Pero no hay que ser adivino, ni experto en poetas clásicos, para leer el futuro de PS3. Ante nuestro cisne sin plumas se abre un año magnífico. Probablemente el mejor de su intensa y accidentada existencia. De repente se agolpan nuevas IP, nuevas licencias o como lo queráis llamar, como si no hubiera tiempo para nada más; sagas en barbecho durante mucho tiempo (como debe ser), se dan de codazos para hacerse un hueco en el calendario. Y sin esperar a noviembre. Sony, desde hace ya unos meses, ha empezado a virar el rumbo y va enfocando sus lanzamientos, poco a poco, como a la chita callando, a un público más infantil que se deje sorprender con periféricos nuevos y ensoñadores… ¿Os suena todo esto?

Dicen que la historia se repite. Y si es verdad, las señales están ahí. PS3 va a entonar su canto del cisne con juegos que, a poco que se cumplan los presagios, nos van a dejar pasmados por su calidad. Los mejores. Sony prepara el terreno para que cuando los chavalotes se pasen a la PS4, los chavalines se conviertan en el objetivo de PS3Naughty Dog trabaja en un juego nuevo, que nada tiene que ver Nathan Drake (ni con Crash, ni con Jak…). La serie Essentials ya casi se adelanta a los Platinum y las novedades de PS3 empiezan a bajar de precio, céntimo a céntimo.

Ahora me duele también el meñique del pie derecho. No sé cuándo se lanzará PS4, pero sí sé, porque así lo dice la historia, que este año (y gran parte del siguiente) vamos a jugar acompañados por las melodías más hermosas de PS3. Por un canto que puede prolongarse meses y que muchos serán capaces de alargar años.

Los berridos del recién nacido amortiguarán la música y nos harán sospechar que no merecía la pena saltar de generación. Pero ya sabemos todos que los cisnes son muy feos cuando nacen y hay que esperar a que crezcan para que quizá, algún día, sean capaces de cantar…

Lecturas recomendadas