Imagen de perfil de Javier Abad
La opinión de
Javier Abad

PS4, Xbox One y Wii U ante el E3

imagen por defecto contenido opinión

<p>Ya no queda nada para que el <b>E3 2013</b> abra sus puertas y todos los focos de la atención videojueguil apuntan hacia <b>Los Angeles</b>. Aunque habrá mucho en lo que fijarse, lo cierto es que una vez más serán las tres grandes, <b>Sony, Microsoft</b> y <b>Nintendo</b>, quienes marquen el paso con sus anuncios. ¿Qué se puede esperar?

Ya no queda nada para que el E3 2013 abra sus puertas y todos los focos de la atención videojueguil apuntan hacia Los Angeles. Aunque habrá mucho en lo que fijarse, lo cierto es que una vez más serán las tres grandes, Sony, Microsoft y Nintendo, quienes marquen el paso con sus anuncios. ¿Qué se puede esperar? Permitidme que os dé mi opinión sobre como afrontan la feria PS4, Xbox One y Wii U.

Comenzando por Sony, me imagino que su departamento de marketing habrá trabajado duro para corregir la decepcionante acogida que tuvo entre la gente la “semi-presentación” de PS4 del pasado febrero. Por eso, no descubro nada si digo de que uno de los grandes momentos de la feria llegará en su conferencia del próximo martes (serán las 3 de la madrugada aquí), cuando por fin nos enseñen el diseño de PlayStation 4. Si a continuación nos adelantan su fecha de lanzamiento, países y precio lo bordan, aunque quizá alguno de estos datos se quede en el aire (pienso en el precio sobre todo). También deberán terminar de aclararnos temas como la retrocompatibilidad o la segunda mano. En cuanto a los juegos, creo que hará falta algún anuncio más potente de lo que se vio hace unos meses, aunque la mayor virtud de aquel evento en mi opinión fue precisamente la abundancia de propuestas. Quiero pensar, sin embargo, que Sony se guardó algún as en la manga, y mis deseos apuntan a alguna nueva licencia que nos libre de la epidemia de secuelitis. Vaya por delante que no estoy en contra de la continuación de las grandes sagas, pero estoy convencido de que para que PS4 tenga el arranque soñado le hace falta algún título de estreno que nos haga exclamar boquiabiertos: “¡vaya, así que esto es la nueva generación!”.

Microsoft, por su parte, dejó menos incógnitas sobre la mesa en lo referente al hardware en su presentación de Xbox One, aunque estaremos pendientes también de lo que nos digan el lunes a las 19:00 sobre la fecha y el precio. Justo antes de la feria han puesto un poco de luz sobre la segunda mano o la conexión online, aunque siguen abiertas diferentes incógnitas que deberán explicar. En la parte del software, mi mayor interés está puesto en esa lista de 8 nuevas IP que apuntaron pero dejaron sin concretar en su anuncio (recientemente se ha filtrado una posible lista de los juegos que veremos en Los Angeles). La presencia de juegos en aquel evento se redujo prácticamente a Call of Duty Ghosts, el nuevo Forza Motorsport 5 y los títulos deportivos, así que es momento de nos digan qué podemos esperar de su nueva consola cuando, de todas las posibilidades multimedia que se nos puedan ocurrir para el salón de nuestra casa, decidamos que ha llegado el momento de echar una partidita.

Y por último, Nintendo, a la que muchos quieren enterrar prematuramente. Partiendo de la base de que no concibo un mundo sin la Gran N jugando un papel estelar en esto de los videojuegos, creo firmemente que este E3 puede marcar un punto de inflexión para Wii U. Puede que mi confianza tenga un punto irracional, lo reconozco, pero tras la decisión de no celebrar una conferencia para evitar la confrontación directa con sus competidoras, más que una señal de debilidad, veo una inteligente estrategia encabezada por un cartel de neón que dice “juegos, juegos y juegos”. Si el esperado desembarco de las grandes estrellas nintenderas consigue atraer al gran público y animar las ventas de Wii U en el tramo final del año, este E3 puede marcar un antes y un después para la consola.

Lecturas recomendadas