Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Rebelde sin causa

imagen por defecto contenido opinión

Admiro a Suda 51 (en japonés Goichi Suda). No es que sus juegos sean perfectos; personalmente, ni siquiera me gustó Killer 7, pero es un un creador valiente y abnegado. Le conocí hace cinco años, durante la promoción europea de No More Heroes, y conectamos cuando le pregunté por Emmanuelle. (El personaje de Silvia está inspirado en la actriz que protagonizaba esta peli erótica de los años 70). Por aquel entonces, yo no sabía que antes de trabajar en la industria de los videojuegos se había ganado la vida en una funeraria, lo que puede explicar alguna de sus fijaciones.

Como era de esperar, el juego no tuvo grandes ventas, pero caló hondo en algunos jugadores por su descaro y su línea estética. Y sobre todo. Le permitió seguir trabajando según sus principios. Un par de años después me lo volví a encontrar en Londres. Imagináos la escena: una sala oscura, en la que se concedían entrevistas para hablar de Shadows of the Damned, con el humo de varios cigarrillos, calor, botellines de cerveza… y al fondo, Suda tirado en un sofá, con una cazadora de cuero y cara de sueño. Esta vez le hablé de la inspiración mexicana del juego, y terminamos viendo Machete (la película de Robert Rodríguez) en un portátil. Al terminar, me comentó que pasase por un concierto de Akira Yamaoka en San Francisco, para seguir charlando… antes de que me temblasen las piernas por la oferta, me excusé, diciendo que había que regresar a Madrid para escribir la revista.

 

Yamaoka (el comopositor de Silent Hill) no ha sido el único que se ha unido a Suda en sus projectos. Para Shadows of the Damned, trabajó con Shinji Mikami, creador de Resident Evil, y más tarde, se unió a Hideo Kojima en un radio drama inspirado en Snatcher. Pero Suda no se ha dormido en sus laureles. Hace un par de meses pude disfrutar con Diabolical Pitch para Kinect, que tiene su sello personal. Y desde que le sigo en twitter, me mantiene puntualmente informado de lo que hacen las chicas que promocionan Lollipop Chainsaw. Hay que reconocer que tiene buen gusto.

Y como una creatividad tan grande es difícil de contener, hoy mismo me he encontrado buscando información sobre su próximo juego con Grasshopper: Killer is Dead. Seguro que no es una obra maestra… pero reflejará su excepcional forma de ser.

Lecturas recomendadas