La opinión de
José Luis Sanz

Resident Evil 6... ni tanto ni tan zombie

imagen por defecto contenido opinión

No seré yo el que tenga que ponerse a escribir para defender a Resident Evil 6 (Sonia lo hace en su blog muuuucho mejor que yo) pero, visto cómo está el patio, creo que ha llegado el momento de darle un voto de confianza a Capcom y su nueva criatura. Muerta para unos pero muy viva para otros.

Capcom, con este Resident nuevo, está padeciendo el horror que muchas otras desarrolladoras sufren toda vez que alguna de sus sagas alcanzan la ¿vejez? conceptual que les dio vida y deben elegir entre morir entre horrorosos espasmos de unos pocos juegos vendidos, o perdurar adaptándose al ecosistema que, no lo olvidemos, es el que manda y marca las reglas del mercado.

Y es que es tanto el éxito que tienen estas sagas a lo largo de los años que acaban por ser sacralizadas hasta el punto de la veneración, con decenas de millones de acólitos que le rezamos, en el caso de Resident Evil, al dios Umbrella y al de los virus T, G, C, Ne-T y los que vengan. Esa fe nos convierte en zombies muy peligrosos porque cuando las cosas vienen mal dadas, somos los primeros en matar al padre... figuradamente hablando. Amamos tanto lo que viene de Capcom y sus Resident Evil que, cuando no nos dan lo que esperamos, nos mordemos unos a otros por ver quién es el que coge el cuchillo para clavárselo en 'to lo alto'. Y ni tanto ni tan zombie.

Capcom ha creido conveniente que con Resident Evil 6 ha llegado el momento de abrazar las nuevas modas del videojuego, de olvidarse del terror tal y como la propia serie lo 'inventó' en 1996 y evolucionar para disfrutar de otras virtudes distintas a las que tradicionalmente ha tenido, pasando de un survival-horror de manual a un survival-sin-horror.

¿Qué nos queda por hacer a los acólitos del Residentevilismo que gustamos de jugar con un survival-horror y no a un survival-sin-horror? Pues básicamente, decidir si enganchamos nuestro vagón a su tren o si nos olvidamos de los zombies, de León, de Chris y del Sursum Corda. Así de sencillo. Y es que, como me comentó Sonia Herranz hace unos días, "si algún Resident Evil podía ser criticado por su tibieza (acción versus terror) esos eran el 4 y el 5. El 6 es el primero que, abiertamente, reniega de sus orígenes y es lo que es con todas las consecuencias".

Así que visto así Resident Evil 6, como un juego de acción puro y duro con zombies, virus y personajes famosos... ¿por qué no va a poder ser un título de sobresaliente? A mi, desde luego, me lo parece y estoy de acuerdo con David Martínez y su análisis en Hobbyconsolas.com.

Lo dicho, sobre Resident Evil 6, ni tanto ni tan zombie...