Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Rime de Tequila Works será el juego que acabe con el españolismo

RiME

Los videojuegos españoles, como la pintura, literatura y las artes escénicas vivieron una edad dorada. Pero la edad dorada de Spectrum ya queda lejos, y no convienen seguir viviendo de glorias pasadas como Commandos o Castlevania Lord of Shadow. Rime es el juego que podría cambiar el españolismo en los videojuegos actuales.

La importancia de RIME, va mucho más allá de que sea un gran juego (aquí podéis leer nuestro análisis de RIME para PS4, Xbox One y PC, y más adelante lo publicaremos en Nintendo Switch). Esta aventura, desarrollada por Tequila Works, ha tenido una excelente acogida entre la crítica internacional... y nos da la oportunidad de valorar la obra en sí, sin tener que añadir la etiqueta de "juego español" para darle relevancia. Por eso, puede que sea el juego que termine con el españolismo, como las películas de J.A. Bayona o de Rodrigo Cortés han hecho en el cine. 

¿Qué es el españolismo? Es difícil de explicar, pero fácil de entender; es una mezcla entre el país del "Vuelva usted mañana" de Larra, y el de los problemas de identidad que nos hacen criticar lo propio por encima de lo que se produce más allá de nuestras fronteras. Me permitiré citar el pensamiento de otro autor, Ortega Y Gasset, que en Meditaciones del Quijote habla de cómo los españoles nos cuestionamos a nosotros mismos, y nuestra finalidad en la Historia. Camilo José Cela también habla de los españoles, y se centra en sus divisiones. Como veis es un tema recurrente en nuestra historia reciente. Una forma de pensar que inevitablemente ha llegado a nuestros días y que también ha dejado un poso a la hora de hablar de los videojuegos españoles.

Recordar Commandos (Pyro Studios), de Castlevania Lords of Shadow (Mercury Steam) o de las creaciones en ocho bits de Dinamic, Opera, Topo o AD es como recitar melancólicamente que en nuestros dominios no se ponía el sol, o que teníamos una Armada Invencible... Es el momento de olvidarse de las viejas glorias y pensar en juegos que se adapten a mercado actual. Porque tener un triple AAA que sea un éxito es muy bueno, siempre que no nos limitemos a uno cada 15 años. Aquí están los mejores juegos españoles según metacritic

RIME no es un juego perfecto. Si cerráis los ojos y os hablo de un título protagonizado por un niño (vestido como en una civilización prerromana) que construye una relación peculiar con un animal, sólo se comunica mediante gritos o melodías, no tiene habilidades de combate, pero sí para moverse por plataformas... y descubre su historia mediante "flashbacks", puede que se os venga a la cabeza un juego diferente.  Pero eso da igual. A lo mejor el desarrollo no es lo más original del mundo, pero sí su estética mediterránea, su increíble banda sonora, y el modo en que se disfruta.

Está claro que RIME también bebe de juegos como Journey o Abzu... pero las influencias son algo inevitable en cualquier creación cultural, ¿no? Su gran virtud es que es un juego capaz de competir (y ganar) de tú a tú contra otros "indies" de prestigio internacional en su terreno. Y esto es algo que debemos celebrar. Ojo, que no es el primero, ya sé que hay muchas producciones españolas que se han podido desprender de esta etiqueta, y que dieron un primer paso en la buena dirección: Risky Woods en Megadrive, Nyxquest en Wii, Gods Will be Watching, Runaway... aquí podéis ver los mejores juegos españoles de todos los tiempos

Recuerdo cuando conocí a los chicos de Tequila Works en San Francisco en 2012, durante una presentación de juegos para Xbox 360: Microsoft Spring Showcase. Ellos estaban mostrando Deadlight, y no paraban de repetir que el juego le había gustado mucho a Akira Yamaoka (el compositor de Silent Hill, que entonces presentaba Diabolical Pitch junto a Suda 51) y que ojalá algún día pudiera existir una colaboración entre ambos. El trabajo -en este tiempo también han lanzado The Sexy Brutale- y olvidarse de los complejos del españolismo han conseguido que aquel sueño haya dejado de serlo.

RiME

Ojalá podamos hablar de los próximos juegos de Tequila sin etiquetas, porque es algo que se han ganado: competir en la primera división sin ayudas. Y ojalá cunda el ejemplo entre las demás desarrolladoras y nos desacomplejemos finalmente. Comienza a sonar por ahí un juego de Mercury Steam, Raiders of the Broken Planet, que puede darnos una alegría durante los próximos meses... y que no necesita el respaldo de una IP legendaria como Castlevania, ni la firma de Clive Barker para llamar la atención.    

Lecturas recomendadas