Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

San Valentín y la casquería

imagen por defecto contenido opinión

Qué mareo con el día de los enamorados, o San Valentín, o lo que sea. He tenido sobredosis de romances, parejas virtuales, hombres, mujeres y viceversa (salvando las distancias, que el gag de la tableta no tiene desperdicio). Perdonadme, soy muy poco romántico. Y cuando me saturo, pues eso, ¡¡me saturooooo!!. Un recorrido por las webs de videojuegos estos días ha sido la misma matraca. Y no tengo perdón, porque hasta en la revista oficial le hemos dedicado un par de páginas a famosas parejas nintenderas, inspirados (e instigados) por un particular cupido llamado Pit (y protagonista de Kid ICarus). O sea que un poco de perdón sí tengo.

He dejado pasar unos días para decirlo, que tampoco era plan declararme antisanvalentín el mismo día 14 (¡sacrilegio!), además me ha venido muy bien para aprovechar las bonitas (y explícitas) tarjetas virtuales con las que Nintendo ha felicitado el día del amor: con el próximo RPG para Wii, Pandora’s Tower.

Te llevo en mis entrañas... Mi amor por ti es visceral... Viene todo a cuento de lo que te vas a encontrar en el juego: Helena se va transformando en monstruo, atrapada en lo alto de una torre, y su única salvación es alimentarse de los jefes derrotados. Literal, señores. Utilizando cadena y espada, tenemos que derrotar a las criaturas que habitan la torre (y hay 13 pisos) para hacernos con su carne. Sólo comiendo esas visceras, nuestra amada podrá evitar su horrible destino: transformarse en una bestia demoniaca por los siglos de los siglos (digo yo que si se salvara se convertiría en bestia también... pero caníbal). En fin.

Pero bueno, que ya era hora. Un punto de dramatismo y visceralidad que corta el pasteleo y la nata (y la corbata) del banquete de novios (virtuales o no). Basta ya de tanto ramo de flores hombre; muy pronto, a partir del 13 de abril, lo que se va a llevar es una buena ración de casquería.

Si quieres, puedes seguirme y hablar conmigo en Twitter en @juanlos_garcia

Lecturas recomendadas