Imagen de perfil de Manuel del Campo
La opinión de
Manuel del Campo

Seguimos con las 3D

imagen por defecto contenido opinión

Ya os conté en un post anterior mis reticencias con respecto a las 3D en los videojuegos. Después de este E3, queda demostrado que se trata de una de las grandes apuestas de las compañías para los próximos años, junto a las propuestas de movimiento (Kinect, Move, Wii) y, por supuesto, los juegos de toda la vida.

Las tres dimensiones han encontrado dos vías: la "clásica", que ha demostrado su éxito con "Avatar" -y de la que se ha apropiado Sony- y, la más novedosa, monopolizada por la sorprendente 3DS de Nintendo. No tengo nada en contra de ninguna de las dos, es más, me parece un paso adelante en la evolución de los juegos, pero sí que me vienen a la cabeza algunas dudas.

Con la experiencia que nos plantea Sony me surgen dos reflexiones: la primera que, como ya dije en su momento, aunque reconozco que las sensaciones son llamativas y bastante espectaculares, le veo un punto artificial que hace que a la larga me acabe cansando un poco. La segunda (más importante y menos subjetiva) es que requiere una logística -a la par que una inversión- algo "aparatosa" (valga el juego de palabras), a saber: gafas, televisión preparada para ello... Aunque PS3 y sus juegos contarán con esta tecnología en breve, no muchos podrán permitirse una tele en 3D de 2 ó 3 mil euros, máxime si se acaban de hacer con una Full HD que por fin están a precios asequibles (hacer entender a la gente que las 3D van a pasar tan rápido por encima de la HD no va a ser fácil...). En cualquier caso, el megaéxito de Avatar es un precedente demasiado goloso, y cuando también Nintendo y Microsoft han reconocido que cuentan con esa opción para sus consolas de sobremesa en un futuro, por algo será.

Por otro lado, la oferta de Nintendo con su portátil no cuenta con todos esos problemas logísticos: te compras la consola (aunque aún no se ha develado su precio), le colocas sus juegos, y listo. Las sensaciones, como se ha podido comprobar en el E3, son estupendas. Ahora bien, está por ver que esta nueva consola supere el problema de la piratería que ha masacrado (y lo sigue haciendo) brutalmente a las anteriores DS. Sí, puede que se vendan consolas, pero si las compañías no venden sus juegos, todo ese magnífico catálogo que se ha presentado en Los Ángeles se verá disminuido drásticamente con el paso de los meses. Nintendo tampoco ha desvelado si su nueva máquina o sus juegos pondrán las cosas más difíciles en ese sentido que hasta ahora.

Sea como sea, en los próximos meses/años, veremos si las 3D tienen la fuerza suficiente para ser uno de los referentes en el mundo de los videojuegos. Las compañías parecen tenerlo muy claro. Yo, no tanto.

Lecturas recomendadas