Imagen de perfil de Daniel Quesada
La opinión de
Daniel Quesada

Si no opinas como yo, no tienes ni p**a idea

imagen por defecto contenido opinión

Aaaah, la eterna pelea entre los críticos y los usuarios. Ha ocurrido desde el principio de los tiempos, ya sea con la literatura, el cine, los videojuegos o los vídeos de Peppa Pig. Por lo general, la figura de un crítico, analista o como lo queráis llamar se percibe más o menos así:

 

Esos seres sin vida social, odiadores de todo lo odiable, que pagan sus frustraciones personales atacando con palabras pedantes a todo lo que gusta al resto de los mortales. Hoy en día, si pueden llevar gafas de pasta, mejor. Y barba. De esas que salen en los anuncios de Mo de Multiópticas.

 

Pues sí, seguro que hay muchos críticos que cumplen esas características. Qué demonios, yo he conocido a muchos que son así. Pero a lo que quiero llegar es al uso de esos estereotipos (de los creadores de "mujer al volante, peligro constante" y "con razón pones esa nota, Sony te manda maletines" llega ahora "qué sabrá este de cine") para atacar una crítica con la que no se coincide. En concreto, me estoy refieriendo a la reciente crítica de El hobbit: La desolación de Smaug que hemos publicado en la web. Nuestra compi Raquel Hernández le ha dado un 79. No voy a entrar a fondo en el tema de las notas, porque Dani Acal ya lo ha explicado a la perfección en su último blog, pero sí quiero hacer hincapié en el asunto de la gente que se lanza al cuello de la firmante porque "sólo" le ha dado un 79.

 

Aquí hay cuatro puntos por destacar:

  • La película aún no se ha estrenado (Raquel la vio en un pase de prensa), así que estoy convencido de que el 95% de los atacantes aún no ha visto la película.
  • Una nota de un 79 NO significa cargarse una película. Significa "notable, pero podría haber sido aún mejor".
  • Junto a la nota hay un amasijo de letras que, gracias a un maravilloso proceso cerebral llamado lectura, adquieren significado y suponen la verdadera esencia de cada crítica.
  • Raquel es mujer.

Creo que no es necesario desarrollar cada uno de estos puntos. Si alguien no está de acuerdo con el punto 2, creo sinceramente que no visita muy a menudo nuestra web, en la que conviven alegremente los 40s y 50s con los 90s.

Respecto al punto 3, sólo diré que hay muchos usuarios que NO LEEN la crítica, sólo miran la nota y con eso se lanzan a opinar. Me parece una práctica poco coherente y que demuestra un interés falso por el producto que están consultando. La nota sólo es un "resumen", lo interesante está en el texto.

El punto 4 es el más triste. Hoy en día, sigue sucediendo que en los comentarios aparezca gente diciendo "normal que la crítica de una comedia romántica la haga una mujer" y cosas así. Claro, todo el mundo sabe que las mujeres no tienen criterio y sólo pueden dominar ciertos temas, como la limpieza del hogar. Así pues, Raquel no puede estar legitimada para analizar UNA OBRA MAESTRA PORQUE SÍ como es la nueva película de El hobbit. ¡Cuidado, que viene el tren del hype y no puede detenerse!

No merece la pena profundizar más en estos asuntos porque, en el fondo, lo que se hace es atacar al que escribe porque su perspectiva no coincide con la tuya. Es decir, parece que, según estas personas, la función del crítico debería ser dar la razón a nuestras expectativas para que no nos enfademos, en vez de ser realistas y analizar la película por lo que es. Por supuesto, todo análisis es subjetivo y, de hecho, ya sabéis que os animamos a que deis vuestra perspectiva de lo que analizamos, pero el desacuerdo no debería ser una carta blanca para el descrédito.

En los comentarios de El hobbit se ha llegado a decir que si Raquel es una gafapasta a la que no gusta la película porque es comercial (¡se lo dicen a ella, que dio un 85 a Los Mercenarios 2!) o que castiga injustamente la película porque es muy diferente al libro. Ella ya explica en el texto que no ha tenido en cuenta ese aspecto a la hora de evaluar pero da igual, es mejor ir a por ella, como el que tira platos al suelo para aplacar su furia. ¡Malditos críticos! ¿Cómo se atraven a arruinar mis sueños?

Por cierto, estoy seguro de que habrá quien crea que las notas y los párrafos de las críticas se ponen al tun tun, sin recapacitar sobre lo que escribe o sin pensar que, en el fondo, lo que hacemos es escribir una recomendación para el público general. A los que piensen eso les digo: you're wrong. Damos más vueltas a esos asuntos que a un tiovivo. Pero bueno, es más fácil atacar por desconocimiento, supongo.

He puesto el caso de Raquel, pero en realidad eso ha sucedido con todo el mundo. A mí mismo me cayeron palos por doquier por dar un 70 a El Caballero Oscuro: La leyenda renace. Reitero lo que dije en su momento: si en vez de llamarse "El Caballero Oscuro" se hubiera llamado "El Capitán Centella", no se hubiera puesto en tela de juicio la nota. Pero claro, Batman ha de llevar un 100 porque es Batman. De hecho, la mayoría de las quejas llegaron antes de que se estrenara la peli, una vez más...

Me estoy enrollando más de la cuenta. El trasfondo de todo esto es que nos encanta que estéis en desacuerdo, también nos encanta que seáis críticos con nosotros, pero me parece una pena que se ataque descarnadamente (y no analíticamente) a las críticas porque no dan el caramelo que uno espera. ¿No te estás comportando igual que aquello de lo que acusas, si mantienes esa conducta? Pero oye, si alguien no me "ajunta" por todo este asunto, yo solo puedo citar al grumpy cat:

Lecturas recomendadas